08-Junio-2016

Finalmente el pasado 31 de mayo, el Presidente de la República promulgó en el Puerto de Lázaro Cárdenas la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales. La decisión de hacerlo en ese sitio fue utilizada mediáticamente por los voceros y promotores del Gobernador del Estado, para propalar que se trató de una muestra de simpatía y respaldo del Presidente Peña Nieto a pretensión de Silvano de ser el candidato del PRD a la Presidencia de la República. Sin embargo, se sabe que el análisis de la decisión de realizar el evento en Michoacán en las oficinas de los Pinos fue diferente.

Los asesores de la Presidencia de la Republica fueron pragmáticos en su análisis. De las primeras cuatro zonas económicas especiales posibles, dos de ellas se localizan en estados en donde habría elecciones muy complicadas,  Veracruz y Oaxaca, y haber realizado el evento en cualquiera de ellas, podía haber sido interpretado como un acto proselitista de apoyo a los candidatos del PRI, y como dice el dicho popular: “El horno no estaba para bollos”. La tercera zona económica probable se localizara en un estado en donde la CNTE se ha radicalizado: Chiapas. Por ello, el puerto de Lázaro Cárdenas era el único sitio que brindaba  condiciones para hacerlo, porque además el recinto portuario en la Isla del Cayacal es relativamente sencillo blindarlo, para evitar que los maestros michoacanos afines a la CNTE hicieran actos que lo afectaran. El evento se realizó de acuerdo a lo previsto en las oficinas de Los Pinos. Así de preciso.

Pero fiel a su estilo protagónico y a su anhelo de ser el sucesor de Silvano Aureoles, el Secretario de Desarrollo Económico, Antonio Soto Sánchez, inmediatamente utilizo la promulgación de la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales para declarar que la Dependencia a su cargo se abocara a  lograr que pronto lleguen inversionistas a Lázaro Cárdenas y con ello se generaran  miles de empleos, como ya se ha logrado en otras regiones del estado. El oportunismo de Soto cayó muy mal en la oficina del Secretario de Gobierno y del Coordinador del Grupo parlamentario del PRD en el Congreso. Ambos, como se sabe,  también pretenden ser el elegido en la sucesión del Gobernador.

En el mejor de los casos, algún área de Lázaro Cárdenas será declarada como Zona Económica Especial en un plazo de nueve meses, ya que aunque desde el punto de vista macroeconómico y genérico se tienen todas las condiciones para que esto suceda, hay que resolver algunos temas que ahora cobran importancia fundamental: la situación jurídica y social de la Isla de la Palma y el Parque de la Pequeña y Mediana Industria de Lázaro Cárdenas. Se sabe que en ambos casos, el Gobierno Federal ya está analizando su estatus. De hecho, el Comisionado Alfredo Castillo ya había detectado la ocupación de predios irregularmente tolerados,  y en su momento alerto de ello.

Como se recordará, desde hace varios lustros se han denunciado actos de corrupción en la administración de esos terrenos, señalado reiteradamente a Eloy Vargas, Secretario de Desarrollo Económico en el Gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, y a algunos “distinguidos” empresarios locales como a los responsables e involucrados de ello. Incluso en la legislatura estatal pasada, se formó una Comisión Especial para darle seguimiento a tema de la Isla de la Palma, en donde participo la actual titular de la Secretaria de la Contraloría del Gobierno del Estado, Silvia Estrada Esquivel, pero al final todo quedo en declaraciones estrambóticas mediáticas; nada concreto y, sobre todo, nada se aclaró.

Prueba de ello es que no obstante los denuncias que involucran a Eloy Vargas  logro, con el apoyo de Jesús Melgoza, que se designara como Director de Fideicomiso de Parques Industriales de Michoacán (FIPAIM) a su incondicional y ex colaborador Cesar Erwin Sánchez Coria. El FIPAIM es la entidad que administra los terrenos de la Isla de la Palma. Así que habrá que esperar para que exista zona económica especial en Michoacán, que primero el Gobierno Federal tome cartas en ese asunto……………….…..y ojala, de paso, haya rendición de cuentas para  los Michoacanos.

Por último, se comenta en pasillos que aunque en las elecciones del pasado 5 de junio Michoacán no estuvo involucrado, los resultados tendrán varias repercusiones para distintos actores políticos del Estado. Primero, el desplome electoral de PRD hace prever que no tendrá candidato propio a la Presidencia de la Republica en el 2018, sino que apoyara al candidato de las izquierdas; que como sabemos será Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, una vez conocidos los resultados del domingo, Leonel Godoy Rangel declaro que esa es la única vía que tiene el PRD, ya que de lo contrario, hasta su permanencia como partido está en riesgo. Así que mejor sería para el Gobierno del Estado y para los Michoacanos, que Silvano se concentre en atender los problemas  de la Entidad y olvidarse de su pretendida candidatura Presidencial.

En segundo lugar, la derrota del PRI genera mucha incertidumbre en torno al futuro del Presidente de ese instituto político, Manlio Fabio Beltrones, y por consecuencia a sus aliados o protegidos Michoacanos: Fausto Vallejo Figueroa y Adriana Hernández Iñiguez. Se ve muy, pero muy, lejana la posibilidad de que el “joven” Vallejo Mora pueda ser candidato a algo en Michoacán; por lo menos en la próxima contienda electoral, y en el caso de Adriana, la división en su fracción puede hacerla perder la coordinación. Su protector tiene problemas más grandes que cuidarla …… Pronto lo sabremos.