13-Junio-2016

Esta semana será clave en la relación de la CNTE con el Gobierno del Estado; particularmente con la titular de la Secretaria de Educación en Michoacán, Silvia Figueroa Zamudio. Es quincena, y por lo mismo en el pago del sueldo a los mentores deberá reflejarse, cuando menos, el descuento a aquellos maestros identificados con nombre y apellido que faltaron a las aulas por participar en el paro convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Más aun, es probable que la SEP Federal retenga el pago hasta definir la situación legal de cada uno de ellos, ya que –según lo declaró la Dra. Figueroa- los  mil 620 maestros sujetos a eventual despido ya fueron notificados. Se sabe que en la oficinas de la calle de Brasil, en la Cd. de México, en donde despacha el Secretario Aurelio Nuño, están muy atentos a la actuación del Gobierno del Estado, ya que la experiencia ha mostrado que una cosa es la declaración pública mediática y otra su efectiva actuación legal administrativa. Silvia Figueroa puede quedar como el cohetero: “si truena recio, te chiflan; si no, también”.

Otro Secretario que enfrentara acciones y movilizaciones en esta semana es el Dr. Carlos Aranza Doniz, titular de la Secretaria de Salud en el Estado, ya que varios dirigentes de gremios sindicales del Sector Salud (SUTOPDSSM, SINTS y SIMETRA) ajenos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), han expresado su rechazo al procedimiento de la tercera etapa de formalización laboral; toda vez que -dicen- esta amañada, y en esta ocasión  no flexibilizan su posición como lo hicieron el año pasado, ante la intervención que hiciera en su momento el Dr. Rafael García Tinajero Pérez. Seguramente porque pensaron que sería el Titular de la Dependencia, pero sorpresivamente fue ratificado un miembro de la “Legión Extranjera”, como les dicen a los llegados a Michoacán con el Comisionado Alfredo Castillo,  provenientes del Estado de México.

Expresaron los líderes, que en la anterior regularización se entregaron plazas discrecionalmente a empleados que no contaban con la antigüedad requerida, y aún hay dos mil 670 trabajadores de honorarios que faltan por homologar, y que tienen plenos derechos a ello.

Para la regularización total se requieren de cerca de 105 millones de pesos, y se supo que solo se han autorizado en la Cd. de México, 40 millones del total previsto para todo el país en el Presupuesto de Egresos Autorizado por la Cámara de Diputados para este año, y que asciende a 146 millones. Existe el temor de que sea la última etapa de regularización, por el recorte presupuestal previsto para el año próximo año, que ya anticipo la SHCP. Así,  los trabajadores que no alcancen su homologación quedarían permanentemente desprotegidos. Por eso es la inquietud y el endurecimiento de la posición de los Sindicatos distintos al “consentido”.

De crecer el problema, podría ser -como sentencia el dicho popular- “la gota de derrame vaso”,  y con ello su permanencia en la Secretaria Estatal de Salud podría llegar a su fin. La gestión del Secretario Aranza ha sido denunciada públicamente desde el gobierno de Salvador Jara,  como irregular y con actos de corrupción, pero la protección que le brindo el Comisionado Castillo lo hizo intocable. Pero dicen que “no hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no se llegue”…..

Otro movimiento de protesta que se presentara seguramente durante esta semana, pero en este caso en la Secretaria de Finanzas y Administración (SFA), es el de los extrabajadores del Gobierno del Estado despedidos sin justificación -según expresan- o con motivo del cambio de gobierno, y que demandan el pago de sus salarios devengados, de la parte proporcional de su aguinaldo, y de la prima vacacional y vacaciones no disfrutadas.

Esto derivado de que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el pasado 8 de junio, aprobó un Punto de Acuerdo en donde exhorta al Titular del Poder Ejecutivo de Michoacán, Silvano Aureoles, a que cumpla legalmente sus obligaciones laborales con esos trabajadores. Pasan de quinientas personas las que demandan su pago, de las que 150 ya obtuvieron la resolución favorable en los tribunales; pero se la ha argumentado que el Gobierno no tiene recursos para hacer frente a esas obligaciones.

Ante ese argumento utilizado durante muchos meses, cayeron muy mal las declaraciones  del C.P. Carlos Maldonado Mendoza, Titular de la SFA, en el sentido de que el Gobierno del Estado tiene -desde hace varios meses-contratados créditos a corto plazo por mil 600 millones, de los que no han ejercido ni un peso, pues espera que el Gobernador decida a donde destinarlos. Esto quiere decir -dicen los trabajadores que reclaman su pago- que para el Gobernador la satisfacción de las necesidades más básicas de su familias no son prioritarias. Simplemente ¡que se jodan¡.

Por ello fueron muy desafortunadas las declaraciones del Titular de la Secretaria de Finanzas y Administración, e hicieron recordar la famosa frase del Presidente Luis Echeverría:“las finanzas del país se manejan en Los Pinos”. Como se recuerda, en 1973 el Presidente ordenó al entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Hugo B. Margaín, la instrumentación de diversas acciones y programas que elevarían irresponsablemente el gasto del Gobierno. Margaín, hombre honorable y fiel practicante de la ortodoxia monetaria, presentó su renuncia. Fue sustituido por José López Portillo, quien siempre cumplió a pie juntillas las indicaciones de su jefe. El logro ser Presidente de la Republica,  y así nos fue…