Connect with us

Opinión

2024: entre la bayoneta y la pared

Published

on

2024 entre la bayoneta y la pared

Francisco Lemus | Twitter: @PacoJLemus

Entre un autoritarismo revestido de amorosa entrega al pueblo y una oposición hipócrita, huérfana de ideología, pero con un profundo desprecio por las clases populares; el votante medianamente crítico y con un poco de convicción llegará al 2024 con opciones muy acotadas, sino es que totalmente carente de ellas.

Es preocupante ver el nivel de cinismo que muestran ambas opciones políticas, mientras que el presidente promueve una postura militarista totalmente contraria a lo que pregonaba hace una década. La derecha critica, con el mismo cinismo, lo que era su política desde 2006 y lanza como su vanguardia a los exponentes más recalcitrantes del conservadurismo y la corrupción.

Leer las críticas huecas de un monigote como Marko Cortés, las vulgaridades de un hampón como Javier Lozano, o las sandeces de un hombre cada vez más limitado en sus facultades argumentativas como Vicente Fox, sólo pueden hacerle sentido a quien alguna vez se benefició de sus corruptelas o a alguien que siempre ha sentido un profundo desprecio por el pueblo.

Por otra parte, escuchar al presidente asegurar que él sabe lo que es mejor para el pueblo y que por tanto se impondrá con una política que da todo el poder al ejército, para seguir realizando una labor de seguridad nacional que ha sido desastrosa por donde se le mire, sólo puede poner a temblar a la mayoría y dejar a los porristas de siempre dando múltiples maromas argumentativas.

Aunque el ejército solía gozar de una gran aprobación popular, los escándalos que han manchado a esta institución como cómplice de la delincuencia organizada, han minado bastante dicha popularidad. A la vez que es un hecho por todos sabido, que esta institución se caracteriza por una muy mala o nula comprensión de la impartición de justicia.

Darle tanto poder al ejército es jugar con fuego, tal vez hoy el pacto de los militares con el presidente, que les puede proveer de un poco de su legitimidad, se mantenga intacto, pero en los años siguientes el ejército puede empezar a ejercer un dominio nada democrático sobre los gobernantes, hasta finalmente desembocar en algo sin precedentes para el México contemporáneo: una dictadura militar.

Entre muchas de las virtudes que se le pueden reconocer al sistema político mexicano que emanó de la Revolución, es que el ejército se mantuvo a raya, sometido al poder de una estructura corporativista en donde el principal tomador de decisiones era civil. Contrario a la historia del resto de América Latina, el ejército mexicano fue solo un disciplinado integrante del Estado.

Ingresa a Pensar sistémicamente

Pero si hasta los narcotraficantes alguna vez fueron disciplinados emprendedores que giraban en torno a la orbita del partido de Estado, y eventualmente se fueron saliendo del huacal, no hay razones para que el brazo armado, con todo su poder, evite la tentación de emprender su aventura por cuenta propia.

Los ejércitos no tienen mucha claridad de temas como la ya mencionada impartición de justicia, menos aún de temas como los derechos humanos, ni de la necesidad de actuar en el marco de la democracia y el acuerdo para garantizar una gobernabilidad efectiva. Por lo que tarde o temprano todo gobierno militar está destinado al fracaso, pero en el proceso suelen costar muchas vidas.

Sumado a esto, por más popular que sea el partido en el gobierno, las lecciones de la historia nos han demostrado que nada bueno viene de una centralización del poder tan soberbia, por salud de la democracia y de la sociedad en general, son necesarias las voces disidentes, aunque las actuales no se cansen de invitarnos a pensar que sería mejor que ni existieran.

Opinión

Primer año… ¿qué hay que celebrar?

Published

on

Primer año… ¿qué hay que celebrar

Francisco Lemus | Twitter: @PacoJLemus

Evaluado como el tercer peor gobernador de México, Alfredo Ramírez Bedolla llega a sus primeros doce meses de gobierno, se podría decir sin pena ni gloria, pero los datos dicen que en realidad si llega con mucha pena y poca gloria. Siendo el tema de la violencia, más que anécdota es una tragedia que se intenta camuflar solamente con declaraciones.

A pesar de que Ramírez Bedolla ha jugado muy bien el papel de monaguillo de López Obrador, saliendo a defender cada una de las posturas del presidente, y que ha procurado copiar todos sus modelos de comunicación y presencia en medios, la triste realidad es que no ha logrado hacerse de un poco del carisma del amado líder.

Contrario a eso, el bateador emergente convertido en gobernador cuenta apenas con una aprobación de 38.4 por ciento, el tercer peor calificado de México, siendo sus correligionarios morenistas David Monreal de Zacatecas (29.4) y Miguel Barbosa de Puebla (37.3), quienes le han amortiguado su caída libre al fondo de la popularidad.

Y aunque el gobernador y todos sus compañeros morenistas -al menos los que tienen puesto, y no en el mercado- insisten en asegurar que las condiciones de la entidad han mejorado y nuestros sentidos nos engañan, la opinión de la mayoría es que no hay mucho que celebrar después de estos doce meses.

Tampoco es que se generaran muchas esperanzas de parte de un gobierno plagado de los viejos cuadros priístas y perredistas de siempre, incluidos los que alcanzaron a brincar del barco silvanista justo a tiempo para no ser considerados traidores a la patria chica.

Ingresa a: El momento de los fanáticos

La violencia recurrente

Lamentablemente para la entidad, desde los primeros meses de 2022 Michoacán ya figuraba como uno de los estados más sangrientos. Entre enero y febrero de este año en la entidad fueron asesinadas 490 personas, 81 de los cuales sucedieron solamente en la capital. Michoacán en ese momento representaba el diez por ciento de los asesinatos que se cometían en todo el país.

Desde luego la violencia en Michoacán y en México no son temas de hoy, ni que sean únicamente responsabilidad de los actuales gobernantes, es un problema estructural que desde 2006 se ha ido agravando, pero lo que tanto el presidente como el gobernador deben reconocer es que ambos sabían a lo que se enfrentarían y aún así insistieron, sobre todo el presidente, en hacerse cargo.

Hoy, aunque les moleste que las estadísticas se les echen en cara, debieron haber tenido un plan de acción para atacar uno de los principales problemas que aquejan y quitan el sueño a los michoacanos en particular y a los mexicanos en general. Asegurar que la respuesta es la misma que ofrecieron aquellos a quienes antes criticaron tanto, simplemente aparece como una impostura.

Si las estadísticas demuestran que la presencia del ejército en las calles, haciendo labores que deberían de hacer las policías, solamente sirvió para catapultar la violencia y los asesinatos, por qué insistir en mantener esa misma línea de acción. Por qué no haber planteado efectivamente una propuesta alternativa desde sus respectivas campañas.

Tanto el actual gobierno como sus detractores -que solían estar a cargo de la administración-, se llenan de ataques que los hacen quedar como farsantes. Al grueso de la población sólo le queda ser espectadora, algunos como porristas, y encomendarse al santo de mayor confianza esperando no ser un número más de la estadística.

Los comentarios de la columna opinión son responsabilidad de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de contramuro.com

Continue Reading

Destacadas

Primer informe y dónde está el piloto

Published

on

Primer informe y dónde está el piloto

Por. Isaía Vinicio

Se cumple un año de que las huestes morenas tomaron el poder y prácticamente nada ha cambiado en Michoacán. El gobierno Bedollista no ha logrado ni siquiera posicionar su nombre en el imaginario colectivo, y mucho menos se puede apreciar una línea clara de lo que quiere para el futuro del Estado.

Quedaron atrás los mitines apresurados en una campaña coordinada sobre las rodillas, una victoria cerrada, impugnada y torpedeada, incluso desde los liderazgos morenos.

Desde el inicio de su gestión, el gobernador Ramírez Bedolla ha sido cooptado por los clanes michoacanos que buscan imponer candidatos a puestos de elección y la captura de espacios en el gobierno para asegurar flujos de recursos, que finalmente los mantendrá en el juego político estatal.

El gobernador morenista ha mostrado, en sus encuentros con los medios de comunicación, cifras y avances que no existen –al mero estilo del inquilino de Palacio Nacional–, que coloquialmente los conocemos como «otros datos». Estrategia que para el presidente ha sido útil, pero para sus gobernadores ¡no! No se puede copiar lo que no se tiene.

El único gran cambio en el Estado ha sido el nombre de la Casa de Gobierno –ahora Casa Michoacán–, un espacio desperdiciado que se abre para eventos en donde acuden en su mayoría funcionarios del mismo gobierno con el afán de hacer votos con sus superiores. Acuden nada más en busca del ascenso laboral y no por lo atractivo del lugar.

Cuando Ramírez Bedolla por fin juramentó el cargo de gobernador, sabía que tenía 3 grandes problemas que resolver: 1) La inseguridad; 2) el tema de la CNTE o educación y 3) la falta de presupuesto para generar el dinamismo económico necesario para el Estado.

De la inseguridad mejor ni hablar. Michoacán se encuentra sumido en la violencia. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe 2022), 8 de cada 10 habitantes se sienten inseguros, lo que significa que la estrategia de blindajes y retenes no funcionan para cuidarnos, pero si para extorsionar a la ciudadanía.

El crimen organizando sigue cobrando derecho de piso a los productores de limón y de aguacate, por mencionar algunos, pero esto es el pan de cada día de los empresarios. No se requiere ser un sabio para saber que en ese rubro estamos igual o peor que el gobierno anterior.

El tema de la educación no hay mucho que decir, el enfrentamiento entre autoridades y grupos sindicales sigue y seguirá. Los compromisos en campaña no han sido cumplidos ahora que ya son gobierno, y eso ha generado molestia por parte normalistas y maestros.

La titular de la dependencia, Yarabí Ávila no ha mostrado gran pericia para el manejo de los conflictos, a diferencia de su habilidad para pavimentar su llegada a la rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Quizá y ya es momento de que el jefe del Ejecutivo haga ese cambio urgente.

En cuanto al presupuesto, tengo la percepción que el secretario de Finanzas, Luis Navarro, ha venido haciendo un papel decoroso en su encargo, desafortunadamente, la falta de recursos le ha impedido generar el dinamismo para lo que requiere el Estado y para lo que se prometió en campaña.

Ingresa a: Revocación de mandato o AMLO vs AMLO para que gane AMLO

A mi parecer, el mandatario estatal no ha dejado de pensar y actuar como integrante de una bancada del Congreso local, desgraciadamente su visión no ha salido del recinto Legislativo.

Se encuentra solo en el gobierno. Soportando un gabinete Montesori que juega cada quien por su lado y con su proyecto, sin comunicarse entre ellos, y mucho menos, hacer equipo con el primer moreno del estado.

Los comentarios de la columna opinión son responsabilidad de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de contramuro.com

Continue Reading

Opinión

Por segundo mes consecutivo, Cristóbal Arias encabeza encuestas del 2024 para el Senado

Published

on

Por segundo mes consecutivo, Cristóbal Arias encabeza encuestas del 2024 para el Senado

Quien sigue demostrando mucho poder de convocatoria en Michoacán es, hoy por hoy, el senador Cristóbal Arias Solís pues– de acuerdo con un estudio demoscópico del mes de septiembre- el legislador de Morena continúa generando efecto a favor no sólo al mantener el porcentaje de respaldo, sino de aumentarlo en relación a los posibles aspirantes que figuran en el estado.

A muchos les sorprenderá porque el propio Cristóbal Arias Solís se ha mantenido al margen del activismo político en Michoacán. Sin embargo, la encuestadora de Massive Caller demuestra que, el nacido en Churumuco, sigue siendo capaz de conectar positivamente en los votantes a pesar de que falta tiempo para la convocatoria electoral.

De hecho, la propia casa encuestadora ha captado el pulso de la ciudadanía desde hace un par de meses; en ambos, Cristóbal Arias sigue encabezando la preferencia de votos para la Cámara Alta con el partido de Morena de manera que, este desarrollo, se torna muy interesante pues tenemos que tomar muy en cuenta lo que hoy estamos viviendo en un proceso previo electoral que ya muestra signos de efervescencia a menos de dos años del ejercicio democrático.

No obstante, se establecerán las reglas de participación interna en Morena y, es ahí, donde Cristóbal Arias puede vivir otro proceso electoral más en su carrera política que, por cierto, ha sido mayúscula e histórica debido a que- el Senador- es un precursor del movimiento progresista en Michoacán al ser, durante una década, el abanderado de la izquierda impulsado por las bases sociales del territorio Purépecha.

Y la propia historia política vuelve a colocar a Cristóbal Arias en el ánimo de la población civil de Michoacán. De hecho, ya lo ratificó la misma encuestadora de Massive Caller que ha comprobado, por segundo mes consecutivo, una intención de preferencia en la primera posición lo que tiene algo de similitud pues experimentó un crecimiento con respecto al segundo lugar.

Hay que esperar si Cristóbal Arias está dispuesto a encabezar este nuevo desafío. Mientras tanto, de una cosa estoy seguro: el senador está plenamente convencido que, su trabajo y trayectoria política desde la izquierda, sigue canalizando respaldo social entre la militancia y simpatía de Morena.

Tiene esa circunstancias a su favor; asimismo, su experiencia y madurez en este tipo de coyuntura afloran como una especie de impulso que es necesario demostrar en aras de una proceso electoral, especialmente en un partido tan competitivo como se ha vuelto Morena en estos momentos.

Ingresa a. ¡Ni nos vamos a dejar, ni nos vamos a rajar!

La decisión la tendrá Cristóbal Arias Solís que, hoy por hoy, sigue siendo el activo político más reconocido y respaldado de Morena para abanderar nuevamente la candidatura del Senado. Algo así como lo que pasó en 2018 cuando conquistó el escaño de la Cámara Alta pese a ir en segundo lugar de la fórmula después de Blanca Piña.

Hoy, ese escenario se repite y se abre nuevamente la puerta para observar a Cristóbal Arias Solís en otro ejercicio electoral en 2024; no hay que perder de vista eso.

Continue Reading

Informe de Gobierno

">UNLA

Lo + leído