A insultos dueño de hotel Virrey quita propinas a meseros

A insultos dueño de hotel Virrey quita propinas a meseros

En la interlocución se escucha la forma déspota en que el de la supuesta voz de Toca Treviño agrede verbalmente, grita y amenaza a Ismael Rodríguez

Morelia, Michoacán.- El dueño del hotel Virrey de Mendoza, Ramón Toca Treviño, exige a gritos, insultos y amenazas que meseros y trabajadores le entreguen las propinas que les dan los clientes.

Lo anterior denunciaron los propios trabajadores, quienes entregaron a Contramuro un audio en el que presuntamente interactúan Ramón Toca Treviño, hijo del dueño del hotel y el trabajador Ismael Rodríguez.

En la interlocución se escucha la forma déspota en que el de la supuesta voz de Toca Treviño agrede verbalmente, grita y amenaza a Ismael Rodríguez, a quien argumenta que todos los trabajadores deben entregar las propinas debido a que éstas se generan en “su” hotel.

A continuación, la versión escrita de la comunicación grabada el pasado jueves 14 de marzo, en que el trabajador intentaba explicar a su empleador que no hay razón legal para que les exija las propinas, mientras que aquel lo insulta, amenaza con denunciarlo por el delito de robo y evasión fiscal, y finalmente lo despide y le dice que no lo quiere ver en el hotel.

Dueño del Hotel Virrey de Mendoza quiere las propinas

A insultos y amenazas, Ramón Toca, dueño del Hotel Virrey en Morelia, exige que trabajadores le den las propinas

Posted by Contramuro on Sunday, March 17, 2019

Versión textual de la conversación

Ramón Toca Treviño (presuntamente): A mí no me interesa lo que tú digas, ese hotel es mío no de ustedes, y ahí mando yo, que te quede muy claro.

Trabajador (Ismael Rodríguez): Pero las propinas no son de usted, no nos las paga usted, ni se las exigimos al cliente, el cliente nos la da a nosotros.

Ramón Toca Treviño (presuntamente): A ver, esto está convenido en el Contrato Colectivo de Trabajo, si tú no entregas eso mañana mismo te denuncio por robo a ti y a los demás.

Trabajador (Ismael Rodríguez): Como usted guste señor, pero nosotros estamos amparados.

Ramón Toca Treviño (presuntamente): ¡A mí no me contestes pendejo! ¡Así no me contestas! Ustedes se están robando el dinero

Trabajador (Ismael Rodríguez): Con todo respeto, yo no le he faltado al respeto a usted para que usted me lo falte a mí.

Ramón Toca Treviño (presuntamente): ¡Te estás robando el dinero!

Trabajador (Ismael Rodríguez): Yo no me estoy robando nada, esas son propinas que el cliente nos deja; si el cliente no nos deja qué le vamos a dar a usted.

Ramón Toca Treviño (presuntamente): ¿Tú crees que estoy jugando, idiota?

Trabajador (Ismael Rodríguez): Yo tampoco estoy jugando, señor, solo estoy por nuestros intereses, por las propinas que nos corresponden.

Ramón Toca Treviño (presuntamente): ¡Mira, pendejo, escúchame! ¡Ustedes están ganando propinas a través de mi hotel y restorán!

Trabajador (Ismael Rodríguez): Usted nos da un sueldo y el sueldo es el mínimo.

Ramón Toca Treviño, (presuntamente): Vas a ver lo que te vas a llevar de nosotros, una demanda por robo; entiende una cosa, ¡idiota! Están evadiendo fiscalmente, ¿lo entienden o no?

Trabajador (Ismael Rodríguez): No es fiscalmente porque las propinas no tienen nada qué ver con nuestro sueldo ni con los ingresos del restorán.

Ramón Toca Treviño, (presuntamente): Eso es un ingreso, ¡no lo entiendes porque eres un pendejo!

Trabajador (Ismael Rodríguez): El día que se exijan las propinas al cliente ese día, entonces estaré de acuerdo en que las tenemos que entregar.

Ramón Toca Treviño, (presuntamente): A ti te quiero fuera mañana, ¡pendejo!, así de entrada, ¡por idiota! Tú estás fuera, así te lo digo.

Trabajador (Ismael Rodríguez): Está bien, ¿pero por qué motivo? ¿Por qué razón? ¿Porque nos quiere quitar las propinas?

Ramón Toca Treviño, (presuntamente): Te vas a ir mañana mismo, mira, si yo te agarro ahí vas a ver lo que te va a pasar.

Trabajador (Ismael Rodríguez): ¿Qué me va a pasar?

Ramón Toca Treviño, (presuntamente): Te voy a denunciar penalmente.

Trabajador (Ismael Rodríguez): Hágalo. Eso está mal, está mal.

El audio fue entregado a Contramuro por el representante legal de 40 trabajadores del hotel Virrey de Mendoza, Arturo Ismael Ibarra Dávalos, quien denunció hostigamiento laboral de Ramón Toca Treviño y personal directivo, en revancha porque los empleados decidieron desligarse de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Ante las hostilidades, como retención de salario, negativa de días de descanso, actas administrativas y despidos injustificados, negativa a que los trabajadores tomen los espacios para alimentarse, aunado a la exigencia de que entreguen sus propinas, los empleados iniciaron este sábado un paro de brazos caídos y este domingo marcharon en el centro de Morelia para denunciar el hostigamiento. El hotel luce abierto, pero sin clientes porque no hay quién los atienda.