Avanza conservación del lobo gris mexicano

Avanza conservación del lobo gris mexicano

Existen más de 356 ejemplares de lobo gris mexicano en México y Estados Unidos gracias al trabajo de especialistas

Ciudad de México.-La especie animal del Canis lupus baileyi o mejor conocido como lobo gris mexicano se encuentra protegida y ya se tienen en existencia más de 356 ejemplares tanto en nuestro país como en el sur de Estados Unidos.

La conservación de esta especie se ha logrado gracias al trabajo de especialistas y ciudadanos que se encuentran agrupados en 55 instituciones multidisciplinarias, de las cuales 38 pertenecen a la Unión Americana y el resto a México.

Uno de los especialistas al cuidado del lobo gris mexicano, es Xóchitl Ramos Magaña, veterinaria de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien indicó que “en México contamos con un centro de rehabilitación, con dos encierros. Las zonas de liberación se ubican entre Sonora, Chihuahua, Durango, Zacatecas y Nuevo León; y en Estados Unidos, entre Arizona y Nuevo México”.

Respecto al manejo en cautiverio indicó que este es puntual, con un plan genético, etológico y de medicina preventiva, así como con un programa de rehabilitación, con preliberación y liberación.

De igual forma expuso que cada uno de los lobos liberados cuenta con un radiocollar para su monitoreo, y han ubicado como enemigos a algunos ganaderos e integrantes de bandas del crimen organizado.

Ramos Magaña explicó que parte de la rehabilitación para la vida libre de los lobos consiste en conservar no sólo sus patrones conductuales “silvestres”, sino su estructura social, para que puedan cazar presas apropiadas.

También recomendó que cuando están en cautiverio no se deben crear lazos afectivos entre humanos y lobos, ni dependencia alimenticia, ya que al ser liberados buscan a la gente y eso los pone en riesgo.

Asimismo, la veterinaria explicó que aunque se trata de evitar que los lobos tengan contacto con perros de rancherías en el norte del país, se han encontrado híbridos, que son llamados “loberros” o “coyolobos”, por lo que aclaró que “no deseamos que suceda esa mezcla”.