¿Cómo percibimos los colores?

¿Alguna vez te has preguntado por qué las manzanas son rojas?, ¿o por qué el pasto es verde y el cielo azul? Hoy el Dr. Bakterium te hablará un poco sobre este fenómeno físico.

Dr. Bakterium: Un momentito, vamos por pasos. Todos hemos visto objetos de distintos colores, esto se debe a la manera en la que ellos reflejan o absorben la luz.

Para entender mejor este proceso, es importante definir ¿qué es la luz?

La luz es una energía que, a través de ondas electromagnéticas, es capaz de viajar grandes distancias en el espacio.

Las ondas de luz pueden tener distintos tamaños, estos son conocidos como longitudes de onda. Existen muchas longitudes de onda grandes y pequeñas, y cada tipo de longitud representa un color partícular.

Por ejemplo, las longitudes de onda pequeñas contienen a los colores azules y violeta; mientras que las longitudes de onda medianas contienen a los colores celeste, verde y amarillo. En el caso de las longitudes de onda grandes, se encuentran los colores naranja y rojo. A todo este conjunto de ondas que albergan un color se le llama espectro visible.

En el planeta tierra, la luz que recibimos proviene de los rayos de luz que provienen del sol. Estos rayos en realidad son ondas de todos los tamaños. Cuando estas ondas chocan con un objeto, por ejemplo, una uva, la mayoría de las ondas logran ser absorbidas por la fruta, pero habrá algunas ondas que se reflejarán o “rebotarán” al tocar la superficie de la uva. En el caso particular de la uva, las ondas que son reflejadas son de un tamaño muy pequeño, y debido a esto, contienen en ellas diferentes tipos de violeta.

¿Pero cómo percibimos los colores? Bueno, esto es gracias a nuestros ojos. Los humanos tenemos dos componentes esenciales para percibir el color: conos y bastones.

Infografía de lightroom

Los bastones son los encargados de detectar la luz y el movimiento (visión escotópica). Y los conos las distintas longitudes de onda (visión fotópica), con lo cual, somos capaces de reconocer los colores. En conjunto, estos indican al cerebro, a través de señales nerviosas, de qué color son los objetos que observamos día con día.

Aunque la mayoría tenemos 3 conos para percibir el color, también existen algunas mujeres que poseen una mutación en los ojos: tienen 4 conos y esto hace que puedan distinguir más colores. Se estima que las tetracrómatas, es decir, las mujeres que tiene 4 conos en sus ojos, pueden ver 100 veces más colores que nosotros. ¿Te imaginas?

Aquí puedes observar una infografía sobre las tetracrómatas de Pictoline.

Así que como ves, la percepción del color es un tanto subjetiva, por eso, es común que discutamos sobre el color que vemos alguna cosa.

Este texto fue una colaboración de Sebiotec. Si quieres leer más artículos como éste visita nuestro sitio web o nuestra sección en contramuro. También, ya puedes adquirir nuestra revista trimestral y recibirla directo en tu hogar.