Congreso de Michoacán ya no tendría facultad de aprobar nueva deuda a Silvano.

 

Si el Senador de la República aprueba las reformas en materia de endeudamiento a estados y municipios antes, el Congreso de Michoacán ya no tendría la facultad para aprobarle la nueva deuda de mil 600 millones de pesos al gobierno de Silvano Aureoles, aseveró Adriana Hernández Iñiguez, coordinadora de los diputados locales del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Mencionó que en este momento se debe de revisar por los diputados locales, pero si se aprueba la ley federal ya no tendría efectos una aprobación por los legisladores michoacanos.

“Nos están solicitando un nuevo crédito para el estado y los municipios”, acotó la legisladora michoacana, quien dijo que se va a analizar dicha petición sobre en qué se va a ejercer dicho recurso.

Precisó que hasta el momento no se han ejercido los 3 mil 600 millones de pesos que se autorizaron dentro de la ley de ingresos de este año, por el Congreso de Michoacán en el 2016.

Hernández Iñiguez explicó que con la nueva ley que se aprobó por el senado “ya no se necesita autorización del Congreso, sólo  los estados y municipios que quieran adquirir deuda siempre  que vayan con requerimientos que la misma ley dice y se dé un autorización”.

La ley de deuda aprobada por el senado será promulgada por la Presidencia de la República.

Señaló que no se precsa en que proyectos productivos o de infraestructura se quieren ejercer los 400 millones de pesos por el Gobierno de Michoacán, a lo que espera respuesta del secretario de Finanzas del estado.

Finalmente comentó que los mil 200 millones de pesos de deuda a los municipios será decisión de cada ayuntamiento si lo toma o no, por lo que se espera a conocer que ayuntamientos han pedido este recurso que se buscaría otorgar por el Banco Nacional de Obras y Servicios (BANOBRAS).