Contraataque

Se vislumbran tiempos de liguilla en el Quinceo

Parece lejano aquel invierno del 2000, cuando de la mano de Luis Fernando Tena, el equipo Monarcas Morelia conseguía su primer y único título en la primera división, frente al poderoso Toluca de José Cardozo.

En los años venideros, jugo un sin número de buenos torneos en los que el equipo purépecha derrocho garra y buen futbol de la mano de Rubén Omar Romano, llegando a finales de liga y de la copa de campeones de la CONCACAF, jugando una copa libertadores en la que sorprendió a propios a propios y extraños, y ganando la copa mx contra el equipo que la postre se convertiría en su hermano y a la vez en un gran dolor de cabeza, el Atlas de Guadalajara.

Se obtuvieron sin duda buenas cosas con Grupo Salinas al mando del equipo, pero después de anunciarse el 25 de diciembre del 2013, la compra del club Atlas por parte del mencionado grupo, todo se derrumbó, comenzaron a monarquizar  al zorro, repitieron la fórmula que en su momento dio resultados a Morelia, y futbolistas base como Enrique Pérez y Federico Villar y otros que salieron posteriormente, así como algunos directivos que operaban al equipo Michoacano, fueron a parar a la nómina del equipo rojinegro, comenzando con esto una era de malos resultados y desilusión para la monarquía.

Es claro para todos que cuando vienen las vacas flacas el hambre es pareja, y entre la directiva, que no tenía pies ni cabeza y la afición Monarca, un público que se caracteriza por su desanimo ante la adversidad, buscaban culpables, habían dejado de ser el hermano mayor del grupo televisivo, para convertirse en el hijo no deseado, esto llevo a un debacle en lo deportivo, se jugaron temporadas desastrosas en las que se llegó a quedar en el último lugar de la tabla, y comenzó a rondar otra vez en el equipo el tan lejano fantasma de la tabla porcentual, que tenía mucho tiempo de no sonar por estos rumbos, y con ello recordar épocas del equipo en las que temporada a temporada jugaba por no descender a la odiada Primera A o división de ascenso.

No obstante lo obscuro del panorama, y con el apremiante problema del descenso a plena vista, TV azteca y su grupo de deportes, se vio en la necesidad de retomar las riendas del equipo y comenzar a hacer las cosas de una manera aceptable, y de esta manera no perder la división, mucho dinero, pero sobre todo un voto en la federación para los temas de la selección nacional, un tema que es por todos sabido lo que genera para las televisoras involucradas

Con la llegada de Enrique el Ojitos Meza, logra conjuntar un equipo competitivo, que en base a la experiencia de algunos elementos y con la ayuda de los jóvenes elementos forjados en el seno canario, y sin olvidar su esencia , logran jugar de manera aceptable, y con ello y después de casi 3 años,  se vislumbran tiempos de liguilla en el coloso del Quincéo, la afición de tan peculiar equipo, pero sobre todo los amantes del futbol, estamos de manteles largos, y ojala que el futuro le depare buenas cosas a los monarcas del Morelia, para que no nos priven de verlos, enfundados en sus tradicionales colores, amarillo y rojo, con su futbol gitano, y con su tradicional dramatismo, jugar la fiesta grande del futbol mexicano. Amen