Mary Kay carreteras

De vendedora de Mary Kay a constructora de carreteras para gobierno

De vender maquillajes mary kay a la construcción de carreteras

Ciudad de Mexico.- Yatis Duarte es una estrella de la era obradorista en Quintana Roo. Desde hace algunos años era conocida en Chetumal y otras ciudades del estado por su actividad como líder regional de Mary Kay, una marca que comercializa cosméticos bajo el esquema multinivel.


En noviembre de 2018 se le ocurrió reinventarse, fundar una constructora casi de manera instantánea. La registró notarialmente el 18 de diciembre y, para el 3 de enero de 2019, llegó una carta de invitación a su primer procedimiento de contratación. ¡Era un milagro que SCT hubiese encontrado su empresa en Compranet cuando aún carecía de registro como contratista en la Secretaría de Hacienda (SHCP).

Ingresa a: Padre de Octavio Ocaña desmiente a fiscalía; reitera que le sembraron arma


De enero de 2020 a la fecha, la constructora de Yatis –como le llaman afectuosamente sus allegados y sus aprendices de ventas– consiguió una facturación de más de 21.8 millones, la mayoría con el gobierno federal. Su esposo, Carlos Alberto Cuéllar Percastre, también entró desde entonces en una dinámica de crecimiento económico: ha instalado nuevos negocios, como un autolavado totalmente automatizado y una barbería exclusiva en Chetumal.
A ambos les llaman “los Cudu”, debido a la unión de sus apellidos (Cuéllar – Duarte). Justo es el nombre que lleva la empresa: Grupo Cudu. Para julio de 2020, Carlos y Yatis fundaron una segunda empresa, esta vez ya sin asociados innecesarios, sólo ellos dos: M2 Tiny House S. A. de C.V.


Su nombre completo es Olivia Yatay Duarte González. Sus allegados y fans la llaman Yatis, como dijimos. Es originaria de Morelos (1979), pero radica en Chetumal desde hace años. Hasta principios de 2020 difundía su actividad en Mary Kay con profusión en las redes sociales, así como fotografías de sus viajes por el mundo y por México, de sus fiestas y su estilo de vida. A veces hasta aparecía en las páginas sociales de la prensa local. Construyó una imagen de éxito ligada a su desempeño en la firma de cosméticos.


Era “una inspiración” para su numeroso grupo de entusiastas seguidoras, que se emocionaban al verla en los eventos de la marca, aplaudían sus reflexiones estimulantes y sus palabras emotivas, extendían los brazos hacia ella, le escribían con gratitud por su ejemplo. Yatis retribuía las muestras de afecto con frases de almanaque o construcciones introspectivas de su trayectoria: “De ti depende que tu vida sea perfecta… como tu maquillaje”.


El 20 de noviembre de 2018 tuvo otra de sus grandes ideas: poner una constructora para desarrollar carreteras y darles mantenimiento. Sí, sonaba loco saltar de los cosméticos a la construcción, donde carecía de absoluta experiencia en el ramo, por no hablar de su falta de familiaridad con procedimientos de contrataciones con gobierno, ya que buscaba orientar al nuevo negocio al ámbito de la infraestructura pública.