dia-d

Día D

*PRI, el gran espectador

*Lista la otra parte de crédito

*Silvano-Morón, nula relación

Morelia, Michoacán.- Por lo observado hasta ahora, el Partido Revolucionario Institucional jugará un papel de mero espectador en el proceso electoral 2021, porque si bien ha formalizado ante el Instituto Electoral de Michoacán ir en alianza con sus pares PRD y PAN, no tendrá poder de decisión a la hora de definir candidatos a los cargos de elección popular en los que vaya coaligado con perredistas y panistas. Incluso, el número uno de su lista de aspirantes a diputados federales por la vía plurinominal, será…. según se cabildea, para ¡Silvano Aureoles Conejo!

De entrada y pese al pataleo interno de algunos priistas, el candidato de la triple alianza será (salvo que algo -de último momento- ocurra) será Carlos Herrera Tello, quien en plena soledad y sin ser conocido, recorre los caminos de Michoacán enfundado en su playera del Morelia, con su cubrebocas o hasta en bicicleta, tratando de impresionar.

Ingresa a: El poder de las mujeres en un mundo de hombres

Desde la dirigencia estatal que encabeza Jesús Hernández Peña, se ha dicho sí a todo lo que sobre la mesa ha impuesto el jefe de la alianza, quien mientras sufre las peripecias de pagar quincenas y aguinaldos a la burocracia estatal, ha delegado las tareas comiciales a su secretario, Erick López Barriga, quien aprovechará para colarse en la lista de los pluris.

Además de asegurar su lugarcito en la próxima LXXV Legislatura, con una pluri, Jesús Hernández deshoja la margarita sobre a quién colocar en la candidatura por el Ayuntamiento de Morelia, porque es un hecho que ahí no irán con la dupla PRD-PAN, la cual llevará a Alfonso Martínez, luego de que éste tiró la toalla en su intención de ser el candidato a gobernador de la triple alianza, tras convencerse de que, apenas abandonando el territorio moreliano, no lo conocen.

*

Fue relativamente sencillo para el Gobierno del Estado echar abajo el proceso que por acciones de inconstitucionalidad se abrió en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por la aprobación del crédito por 4 mil 90 millones de pesos en diciembre del 2019.

Bastó reponer el proceso hace tres semanas y tras la votación favorable de dos tercios del total de diputados, se dejó sin materia el primer caso, con lo que hay manga ancha para la contratación de la segunda mitad del empréstito, sin dejar de señalar que la primera parte ya se aplicó en obras en diferentes municipios, aunque, como dicen los notarios, sin acreditarlo, al menos hasta ahora.

Aunque legisladores de MORENA interpusieron el recurso de amparo contra la deuda pública, ante el Poder Judicial de la Federación, habrá que esperar sea admitido y tenga una resolución que podría tardar varios meses. Los morenistas argumentan que la sesión es irregular porque no hubo dictamen que haya surgido de una sesión de comisiones y cuando los aliados se dieron cuenta de ello, de inmediato signaron un documento elaborado minutos antes de la asamblea de la noche del pasado domingo 22 de noviembre.

Lo que sí, será importante la extrema fiscalización no únicamente por parte del Congreso del Estado, sino de los ciudadanos para verificar en qué y cómo se aplicarán los 2 mil millones de pesos que ipso facto ya ha prestado BanBajío a Michoacán, porque la ley es clara al precisar que no puede utilizarse en otra cosa que no sea obra pública y ésta debe estar soportada por un programa bien definido y con la licitación correspondiente.

*

Menos de tres semanas le restan al actual 2020 y en todo el año no hubo una sola reunión formal, agendada, con temas específicos e institucional, entre el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, lo que demuestra que las relaciones entre ambos órdenes de gobierno no son solo malas, sino peores, y así no es posible que haya coordinación en temas de seguridad, educación, salud y cultura; cada instancia las aplica a su entender y de acuerdo a los intereses de las siglas partidistas que cada quien representa.

Ingresa a: Ya va llegando diciembre y sus posadas

Asuntos tras importantes como la seguridad y salud marcharon en dos vías distintas, ante la ausencia de la herramienta que la política tiene: el diálogo. Así, no es posible transitar hacia los escenarios de desarrollo y progreso que toda sociedad anhela; las cabezas de los órdenes de gobierno estatal y municipal, simplemente tienen desencuentros entre sí. Sí se han visto, se saludan en eventos donde coinciden, pero hasta ahí.

¿Y la población? La población que se quede en medio de las disputas y el disentir en los asuntos de gobierno, pareciera que es el mensaje de un Silvano y un Morón que no atinan a llevar una buena relación, ya no decir de estadistas, ya no pretender que sea con altura de miras, sino de simples servidores públicos, de gente que verdaderamente quiere cumplir con las tareas para las que se le eligió.