Día de la Expropiación Petrolera

El próximo domingo del año en curso, se cumplirán 80 años de la expropiación petrolera, un hecho histórico que reviste gran importancia y el más alto interés nacional, e hizo efectivo lo que establecía el artículo 27 constitucional relativo a que el suelo, subsuelo, mar territorial y espacio aéreo son propiedad de la nación.

El aniversario de este gran acontecimiento me lleva a recordar que, la noche del 18 de marzo de 1938, el entonces Presidente de México, Lázaro Cárdenas del Río, tomó la decisión de expropiar la industria petrolera en beneficio del pueblo de México. A partir del decreto presidencial, pasaron a ser propiedad del Estado Mexicano “la maquinaria, instalaciones, oleoductos, refinerías, taques de almacenamiento, vías de comunicación, carros-tanque, estaciones de distribución, embarcaciones y todos los demás bienes muebles e inmuebles de 17 empresas petroleras”.

La expropiación petrolera marcó la historia de México, ya que dio pie a una nueva manera de administrar y suministrar el petróleo mexicano.

Por otra parte, nuestro país es el octavo productor de crudo a escala mundial y principal proveedor del energético a Estados Unidos; en 2016, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró ventas totales por 52 mil millones de dólares e ingresos por exportaciones de crudo por 15 mil 575 millones”.

Sin embargo, en lo que va de este 2018, dicha tendencia se mantiene, pues tan sólo en enero la elaboración de gasolinas alcanzó 187 mil 300 barriles por día, mientras que de diesel fueron 136 mil barriles diarios, lo que significó una reducción de 38.5 y 13.8% respectivamente.

Y por último, pese a lo dificultoso que fue en sus comienzos el desarrollo de la industria, el histórico hecho demostró la capacidad y fuerza del pueblo mexicano de seguir siempre unidos y gracias al cual hoy, la industria petrolera es uno de los recursos más importantes de nuestro país. Es así, como llegamos a su octogésimo año de aquel día de la expropiación petrolera, tengamos presente que Pemex sigue siendo clave principal para la economía del país, por lo que es necesario realizar mayores esfuerzos para hacer a esta empresa más productiva, y para lograr ponerla a salvo de la voracidad de los malos políticos, esos que sólo piensan en su bienestar y no en el del pueblo de México.

¡VIVA PEMEX!

Nos vemos en Twitter: @MauBalderasV y también en Facebook: https://www.facebook.com/mauricio.balderas.90