Eduardo Verástegui reprocha despenalización del aborto

Eduardo Verástegui reprocha despenalización del aborto

Eduardo Verástegui reprocha despenalización del aborto, tras fallo de la SCJN

Ciudad de México.- El actor Eduardo Verástegui lamentó el fallo histórico de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de considerar inconstitucional la penalización del aborto y expresó que «México tiembla, por sus hijas e hijos que no nacerán», esto en referencia al sismo que ocurrió este pasado martes.

Consideró que tanto el temblor como las tormentas registradas en diversos estados y que generaron graves inundaciones en municipios del país, se debieron principalmente por la despenalización del aborto.

“Hoy México llora. Hoy México tiembla. Llueve desconsoladamente en varias partes del país, y la tierra cruje. Hoy, miles de bebés mexicanos han sido condenados a muerte”, comentó en redes sociales, generando molestia en varios internautas, quienes consideraron «groseras y poco atinadas» sus palabras.

En otro mensaje, Verástegui afirmó que “al despenalizar el aborto en todo México, el mensaje de los irresponsables Ministros de Justicia es: “¡Adelante, ya pueden matar a sus bebés!”.

Ingresa a. Suprema Corte despenaliza el aborto en México

El pasado lunes 6 de septiembre, el famoso realizó una transmisión en vivo en sus redes sociales, en dónde se podía observar como rezaba un rosario afuera de la Corte, para que no consideraran inconstitucional la penalización del aborto, generando de nueva cuenta, molestia entre varios usuarios.

«Neta, no deberías hablar de esos temas, varias perdieron a un ser querido y tú, con tus pendejadas», «Dios es amor y con tus comentarios, solamente generas más problemas entre las personas», Cállate imbécil, no sabes lo que es perder tu patrimonio», «Ojalá Dios te castigara a ti y no a cientos de personas que se chingan diariamente para obtener algunas cosas», fueron algunos de los comentarios.

Se debe mencionar que desde hace varios años, el actor se refugió en la palabra de Dios, para alejarse de muchos problemas que venía arrastrando, por lo que actualmente se concentra en predicar su palabra.