El “Manny” García, un michoacano que disputa la final del fútbol mexicano

Muy pocos saben que el “Manny” García es michoacano y que es titular indiscutible con los Tuzos de Pachuca y que está a 90 minutos de convertirse en campeón del fútbol mexicano.

Emmanuel García Vaca, nacido hace 27 años en Zamora, Michoacán, sea convertido en una pieza inamovible en la lateral izquierda de los Tuzos que dirige Diego Alonso.

El “Manny” García, inició en el profesionalismo con los Reboceros de La Piedad con los que logró el ascenso al máximo circuito hace un par de años. El zamorano marcó el penal ante Neza en la serie definitiva para ascender a la Primera División.

La Piedad por cambio de franquicias cambio de sede a Veracruz y Emmanuel García se mantuvo como uno de los jugadores más rentables con los escualos al jugar tanto en el medio campo como de lateral izquierdo.

En diciembre del 2005, el “Manny” García fue fichado por los Tuzos del Pachuca, gracias a sus atributos que han llenado el ojo de su actual técnico el uruguayo Diego Alonso que lo ha catalogado como un “todo corazón en la cancha”.

Manny García, de cuna humilde, inició a jugar de niño en su natal Zamora con el equipo Saprisa que es uno de los de mayor arraigo en la liga infantil y juvenil.

Poco después por la invitación de un amigo del mismo barrio fue invitado a probarse al equipo de Segunda División Jaguares Zamora y su posición era delantero.

Participando con Jaguares Zamora, Emmanuel, recibe una invitación para probarse con los Reboceros de la Piedad, equipo que de inmediato lo fichó para ser titular indiscutible durante año y medio siendo todavía delantero.

Después llegó la Liga de Ascenso y con La Piedad fue vital para lograr el ascenso que es algo que pocos jugadores pueden lograr en tan corto tiempo.

Por el cambio de franquicia el “Manny” García no jugó en Primera División en su estado natal al irse a jugar a Veracruz en donde jugó por un año, para después ser vendido a los Tuzos del Pachuca y que hoy está muy cerca de ser campeón del fútbol mexicano.