En Michoacán dos parejas del mismo sexo ya realizan trámites de adopción

El debate sobre la adopción de parejas homosexuales se centra en prejuicios y estigmas ya que no existe una investigación o prueba científica que aseguré daños emocionales a los niños adoptados por parejas del mismo sexo, aseveró Gerardo Herrera Pérez, activista y defensor de grupos vulnerables de la sociedad.

Lo aseguró esta mañana durante la conferencia de prensa que realizo el Tribunal de Superior de Justicia Administrativa de Michoacán (TSJA) y otras instituciones para convocar al foro de derechos humanos “A 35 años de la ratificación por México de la Convención Americana de Derechos humanos una Mirada desde la Discapacidad, el VIH y la Diversidad Sexual” a celebrarse los días 16, 17 y 18 de mayo en Morelia.

(Ver https://www.contramuro.com/homosexuales-discapacitados-y-enfermos-de-vih-los-mas-discriminados/ )

Para el reconocido defensor de los derechos humanos, quienes se oponen a la adopción de niños por parejas del mismo sexo, están violentando los derechos de los niños.

ACG
ACG

“Estos prejuicios y estos estigmas lo único que hacen es violentar el derecho de un niño; que puede tener acceso a una familia, derecho a la educación, derecho a un sistema de salud, pensar que no se puede adoptar por ese hecho no es a la pareja a quien están violentado un derecho, es a un niño”, explicó.

Poco después declaró que en Michoacán dos parejas del mismo sexo realizan los trámites para adoptar a un menor y están a punto de ingresar al Consejo Técnico de Adopción integrado por expertos, que decidirá si concede la adopción siempre que las parejas reúnan todos los perfiles o requisitos para hacerlo.