Uruapan, visto con tres lentes

Encuestas en tacos

Por Christián Gutiérrez

Palabras más, palabras menos, el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, le dijo a la prensa de la entidad que las encuestas que se hacen en la red social Facebook y que lo ponen como mal gobernante, son ejercicios “chafas”, que no sirven, y que las pone en un taco con chile de molcajete para comérselas; “eso no sirve”, le dijo a los periodistas michoacanos, a pregunta expresa sobre su posición en estas encuestas virtuales.

¿Tendrá razón el Gobernador al decir que estos ejercicios no sirven? Sin duda, la tiene. ¿Por qué?.

En otra ocasión expliqué el por qué las encuestas realizadas en Facebook no tienen mayor significado y lo explico de nuevo:

La metodología que se utiliza en las encuestas de Facebook deja mucho que desear, por su muy ligero rigor metodológico.

¿En qué sustento mi dicho?.

  1. Un rasgo interesante -en teoría-, es que el tamaño de las muestras consideradas en estas encuestas son amplios. Estos números vistos así, en frío, nos indicarían “relevancia”. Sin embargo, pierden toda credibilidad y formalidad cuando nos damos cuenta que es una encuesta hecha solamente en la red social Facebook, lo cual la hace completamente inservible para obtener resultados serios por la metodología incierta que se usa. ¿Y por qué es incierta su metodología?.
  2. Si bien las muestras son amplias, en realidad no son números que representen a los michoacanos. En primer lugar, porque es poca la cantidad de michoacanos que tienen acceso a internet y es mucho más bajo el número de personas que están participando en Facebook. En segundo lugar, porque las cifras arrojadas en estas encuestas, contienen un sesgo demasiado amplio que hacen evidente que las cifras no son representativas de los múltiples estratos sociales de Michoacán.
  3. Hoy en día, el método más confiable para hacer encuestas con valor real y significativo, es hacerlas con neuro-marketing y después, en vivienda, cara a cara. Las encuestas por teléfono se han desechado porque arrojan “falsos-positivos” por las muestras poblaciones no representativas, y las encuestas en redes sociales, solamente son consideradas como sondeos virtuales, pero que no dan certeza en absoluto; también arrojan “falsos-positivos”, es decir, se toma como positivo algo que de origen se sustenta en falsedades.
  4. Con frecuencia, las encuestas en Facebook se lanzan estableciéndose como “publicación publicitada con objetivo de tráfico a la aplicación de encuesta sin acceso permitido por medio de las redes sociales de la casa encuestadora”. ¿Esto qué significa? En palabras fáciles, que si bien parece creíble la metodología que aplican en estas encuestas, si usted sabe interpretar lo que se dice, se hace evidente que la muestra es muy “selectiva”, es decir, en estas encuestas solo aquellos “iniciados” en el uso de redes sociales y en aplicaciones, logran interesarse y participar en estos sondeos virtuales. Respóndase a esta pregunta con sinceridad, ¿usted cree que el grueso de la población de Michoacán tiene el perfil de especializados en redes sociales? Desde luego que no.
  5. Mire este otro dato: la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017 del INEGI, publicada en febrero de 2018, señala que “Las principales actividades de los usuarios de Internet en 2017, son: obtener información (96.9%), entretenimiento (91.4%), comunicación (90.0%), acceso a contenidos audiovisuales (78.1%) y acceso a redes sociales (76.6 por ciento)”. Lo digo de manera más sencilla: si el punto de acceso a la aplicación que lleva a las encuestas es la red social Facebook, ¿cómo darle valor si la gente en este país no tiene como afición principal estar metido en las redes sociales?.
  6. Un dato más de la Encuesta del INEGI: El análisis geográfico muestra que el uso del internet es un fenómeno urbano, puesto que el 86% de los usuarios de este servicio se concentran en estas zonas. Esto nos arroja una conclusión: si los temas evaluados en las encuestas de Facebook también tienen que ver con programas sociales y a partir de estos calificar a gobernadores, ¿cómo saber lo que la gente más vulnerable necesita y percibe del Gobernador, si en los hechos los sectores más vulnerables no suelen participar en este tipo de ejercicios de medición virtual? Digámoslo de manera más simple: los más pobres y los más necesitados, no están metidos en encuestas sobre política hechas por Facebook.
  7. Por último, debo decir que estas encuestas solo tienen “buena vista”, pues se aprovechan de la “magia” y del imán que significa Facebook, sin embargo, esta red social es una plataforma que considera un muy reducido universo de personas en el tema de política y de encuestas sobre política, aunque en la mente de las personas exista la idea de que como es Facebook, son 90 millones de mexicanos los que participan en los ejercicios. Si lo piensa mejor, esto es una idea falsa.

Por estas razones y otras más no le doy ningún peso a las encuestas políticas que se realizan en la red social Facebook. Claro, también debo decir que la respuesta del Gobernador pudo ser mejor; eso de los tacos, solo sonó chabacano, pero dejó de lado lo técnico y pedagógico que refiero con estos datos simples del por qué es relevante que las encuestas tengan rigor en su metodología; aunque claro, envolver las encuestas en tacos y comérselas en chile de molcajete, suena muy mexicano.

* El autor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Ciencia Política, de maestría en Neuromarketing, así como de licenciatura en Derecho.
www.esferacomunicacionestrategica.com.mx