Exhortan diputados PRI y PAN a Alfonso Martínez a parar fotomultas; PRD se abstiene

Por mayoría de los diputados locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI),  del Partido Acción Nacional (PAN), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Movimiento Ciudadano y MORENA de la LXXII Legislatura aprobaron un exhorto para que el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, frene la licitación de las fotomultas en la capital, al considerar que es una  medida más recaudatoria que correctiva en materia vial.

El grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que encabeza Pascual Sigala determinó votar en “abstención”, sobre el tema de la aplicación de las fotomultas en Morelia.

La abstención del PRD obedece a que en este momento se hacen cambios de placas en Michoacán y se requiere de las nuevas láminas para identificar a los usuarios que cometan infracciones ante el reglamento de tránsito, motivo por el cual ni rechazan ni aprueban.

La coordinadora de las diputadas locales del Partido del Trabajo (PT), Mary Carmen Bernal, aseguró que con la implementación de las fotomultas por parte del presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, se busca cobrar a los ciudadanos  a “diestra y siniestra” con la intención de que la empresa obtenga percepciones de 150 mil pesos mensuales.

Durante el posicionamiento de la diputada Yarabí Ávila González respecto a este tema de las fotomultas, el cual ha pedido de que se transparente el proceso de licitación por la presidencia de Morelia; la legisladora del PT por el distrito 13 de Zitácuaro, comentó que no se puede aplicar una medida recaudatoria y más cuando el ciudadano sufre de crisis económica en sus bolsillos.

Consideró que este mecanismo es meramente recaudatorio que no servirá a la vialidad y lo que se requiere en la capital del estado es mejorar las vialidades, tapar los baches, además de mejorar los servicios públicos y la iluminación.

Por su parte, el diputado de Movimiento Ciudadano, Daniel Moncada Sánchez, comentó que la antigua Valladolid pasó a ser “bachilandia”, ante los pozos que se encuentran en las vialidades y que no se arreglan en el estado de Michoacán.

Yaraví Ávila explicó que no están en contra de proceso de la implementación del sistema, pero sí de que los recursos económicos de los morelianos vayan a una empresa sin que se transparente la licitación.