Genaro y el narco estado

Genaro y el narco estado

Por: Enrique Rivera Hernández.

Genaro García Luna fue detenido el día lunes 9 de diciembre de 2019 en la ciudad de Dallas Texas, ello posterior a la formalización de cargos en su contra en la ciudad de Nueva York 5 días antes; justo en donde se llevaba el juicio contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “el chapo Guzmán” en la ciudad de Brooklyn.

En dicho juicio el hermano de Ismael el “mayo zambada”, es decir Jesús el “rey zambada” declara que él entrego portafolios a García Luna con tal de que diera garantías para el cártel de Sinaloa.

El “rey Zambada” testifico “personalmente entregué 3 millones de dólares a Genaro García Luna en 2005 y en una segunda reunión en 2006 alrededor de 5 millones de dólares”.   

Sin embargo es preciso recordar que Genaro García Luna era sospechoso de sus vínculos con el cártel de Sinaloa y en específico con el chapo Guzmán desde el sexenio de Vicente Fox, pero que en el Gobierno de Felipe Calderón ya había certezas de sus colaboraciones con dicho cártel de droga mexicano.

Felipe Calderón siempre lo negó declarando ocasionalmente a favor de García Luna; por ejemplo el día  23 de Noviembre de 2008 en el Foro de Cooperación Económico Asia Pacifico (APEC) realizado en la ciudad de Lima Perú, el ex presidente Calderón  expuso acerca de García Luna, “evidentemente si hubiera alguna duda de su probidad o más aún, algún elemento probatorio que descalificara esa probidad, seguramente no sería Secretario de Seguridad Pública”.

Declaración del ex presidente que años más tarde sería sepultada.

A pesar de la complicidad disfrazada de “confianza” externada por Felipe Caderón hacia García Luna en su sexenio, al día de hoy el ex secretario de seguridad pública del gobierno federal es acusado formalmente por cuatro delitos en los Estados Unidos de Norte América, 3 por conspiración para traficar droga a ese país y 1 más por mentir bajo juramento su pasado criminal en su relación con el narco mexicano.

Ello según consta en el expediente 20119R00927 del departamento de Justicia de Estados Unidos, en donde se expone “el acusado recibió millones de dólares del cártel de Sinaloa a cambio de darle protección a sus actividades de tráfico de drogas”; dicha exposición de motivos concuerda con lo anteriormente planteado en la testificación de “el rey zambada”.

Con la detención de García Luna y sus probados vínculos con el cártel de Sinaloa, se devela que en nuestro país durante el periodo neoliberal y en específico en este caso en los sexenios panistas hubo un “narco Estado”  articulado desde el gobierno federal; muy a pesar que el ex presidente Felipe Calderón trata de negarlo declarando en twitter, “sí hubo un presidente que enfrentó con todo al narcotráfico y al crimen organizado fue esa administración” refiriéndose evidentemente a su administración federal.

Lamentablemente dichos eventos comprobados de corrupción y narco Estado impactan directamente en el imaginario colectivo de la población en nuestro país, es decir fracturan la ya de por sí debilitada y desgastada imagen del Estado Mexicano que dejaron por herencia los sexenios anteriores.

Por un lado impacta sociológica y psicológicamente en la sociedad al brindar la mínima posibilidad de que los personajes en mención puedan ser un referente para los jóvenes, su futuro y su actuar, así como para funcionarios de alto rango en el gobierno que no asumen ser servidores públicos y mucho menos servidores de la nación.

Es decir en términos coloquiales y en la vía de los hechos les están enseñando de manera implícita una ruta de muerte y desesperanza a las generaciones actuales y venideras en nuestra patria, y por otro lado fortalecen el objetivo de redoblar esfuerzos, así como no bajar la guardia contra la corrupción en el país, unificando todos los esfuerzos de miles de mexicanos que luchan día a día por el bien común como una posibilidad próxima que despertó en 2018.

Ingresa a: Sociopatía y económica II