Iglesia Católica suspende celebraciones eucarísticas ante coronavirus

Iglesia Católica suspende celebraciones eucarísticas ante coronavirus

La medida se toma hasta nuevo aviso; los templos permanecerán abiertos para la oración y adoración personal

Morelia, Michoacán.- Ante la pandemia de Covid-19, la Iglesia Católica se unió a las medidas preventivas para prevenir contagios de coronavirus en México, por lo que suspenderán las misas dominicales y los encuentros para grupos numerosos.

A través de un comunicado, el Episcopado Mexicano dio a conocer la siguiente información:

“El Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal Mexicana, acatando las últimas medidas sanitarias de prevención y tratamiento para proteger la salud de la ciudadanía del inminente contagio del COVID-19, mientras dure la emergencia indicada por el Gobierno Federal, y alertas internacionales recomienda encarecidamente a los Obispos de México, suspender:
 

Te podría interesar. Por coronavirus Iglesia Católica modificará celebraciones eucarísticas

  1. Los encuentros para grupos numerosos, como retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis.
  2. Las celebraciones Eucarísticas dominicales en los templos parroquiales, santuarios y capellanías. Cada obispo, en su jurisdicción, podrá dispensar de la obligatoriedad de la Misa dominical. Los sacerdotes, sin embargo, no dejen de celebrar la Misa de una manera privada.
  3. Facilitar en la medida de lo posible, que las Eucaristías sean transmitidas por las plataformas digitales y los medios de comunicación públicos y privados, de modo que los fieles puedan unirse espiritualmente a los misterios de la fe.
  4. Durante los próximos días, con las medidas sanitarias, los templos parroquiales, si cuentan con laicos que puedan controlar la correcta disposición de fieles orantes, pueden permanecer abiertos para la oración personal y comunitaria. Se podría exponer el Santísimo para la oración y adoración.  
     
    Asumamos estas medidas de emergencia nacional con serenidad, sabiduría y responsabilidad como manifestaciones de amor, solidaridad y cuidado entre hermanos.
     
    Como pastores de esta Iglesia mexicana encomendamos a todas las personas de nuestro país, y del mundo entero a la protección de Nuestra Señora, Santa María de Guadalupe, Emperatriz de América”.