Solicitud al Inai molestó al Presidente; “no se miden”, dijo

La “crisis ética” del padre Solalinde

Emilio Álvarez Icaza no esconde su decepción sobre la evolución del padre Solalinde. El único senador independiente nos dice que el sacerdote —muy grillo, por cierto— está cada vez más en una situación de “crisis ética”.

El juicio a Solalinde  parte de la premisa de que empieza a ser incompatible defender a los migrantes y, al mismo tiempo, ser vocero y defensor del mero, mero de la 4T.

“Su vocería en defensa de los migrantes es acallada por su vocería en defensa de este gobierno”, considera el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Don Emilio jura que ha hablado con organizaciones de defensores de migrantes y siente que hay una sensación de abandono, de traición, de distancia por parte del cura.

Álvarez Icaza, como muchos otros mexicanos, lamenta el silencio que ha guardado el gobierno de nuestro país ante la persecución de los migrantes mexicanos en Estados Unidos. “Son silencios que duelen”, subraya.

Y es que el discurso xenófobo de Trump ha desatado un histérico clima antiinmigrante hispano al norte del Río Bravo.

“Ya en algunas ciudades de Estados Unidos, cuando oyen a alguien hablar español, se le van encima, le gritan, lo insultan. Yo viví eso cuando estaba en Washington”, nos dice.

Llegó el momento del costo, de la pérdida de la autoridad moral, por lo que el gobierno mexicano le aceptó al de Estados Unidos.

“Hoy hacemos lo mismo o peor. Mandamos a la Guardia Nacional a detener centroamericanos por todo el país. En Estados Unidos no piden una identificación para subir a un autobús. En México sí”, destaca el aguerrido senador.

Peor: que a los mexicanos en Estados Unidos se les persiga y el gobierno no diga nada, no sólo es un silencio cómplice. “Es de una vergüenza inaudita que rompe nuestra tradición diplomática”, asevera.

Y remata: “López Obrador decía que, en los temas con Trump, Peña era el payaso de las cachetadas. Qué pena que cada vez se acerque más a ese papel. Es el payaso de los silencios”.

*¿Si tuviera enfrente a Trump, qué le diría sobre los migrantes?, le preguntamos ayer a Rigoberta Menchú.

La ganadora del Premio Nobel de la Paz 1992 iba a responder algo, pero se contuvo. Optó por la prudencia. Una risita nerviosa precedió un “¡no puedo…!”.

La activista guatemalteca fue más explícita cuando le pedimos un mensaje para migrantes amenazados de deportación en Estados Unidos.

Dijo: “Sigan adelante. No pierdan esperanza. Este mundo nos pertenece a todos. Yo siempre digo que todos somos migrantes en este planeta, y el que no lo sea, que lo demuestre.

“Tenemos derecho a ser parte de este planeta en su totalidad. Inculquen en sus hijos amor, comprensión. La unidad es lo más importante para un migrante.

Menchú estuvo en el Senado para impartir la conferencia magisterial Las Bellas Artes de los Pueblos Originarios.

*En el CEN del PAN salieron al paso de las versiones de que cambiará la coordinación de la bancada azul, tras los señalamientos de que a Mauricio Kuri, actual jefe de la bancada, se le vinculara con el caso de la Caja Libertad, que tiene en la cárcel al abogado Juan Collado.

Kuri reconoció que fue consejero, pero jura que nunca obtuvo un beneficio económico.

Eso le dio fuerza a la versión de que era inminente un cambio de la coordinación de ese grupo parlamentario.

Hasta se mencionaron posibles sucesores: Josefina Vázquez Mota, Gustavo Madero y Kenia López Rabadán.

Le preguntamos a Madero sobre la versión. “La definición mía no ha sido el problema. Desde el inicio manifesté disposición. Quien define es el Presidente del CEN”, nos dijo.

En las oficinas de Marko Cortés, sin embargo, pararon en seco la versión. “No hay ningún movimiento en la bancada del PAN en el Senado. Al menos en este periodo de sesiones.

“La plenaria de los senadores ya está programada a finales de agosto, justo en Querétaro”, puntualizaron.

Te podría interesar: El Financial Times y la verdad oficial