Liberan al elefante más triste del mundo

Liberan al elefante más triste del mundo

Liberan al elefante más triste del mundo, tras 35 años de habitar un zoológico en Pakistán

Pakistán.-Liberan al elefante más triste del mundo, paquidermo que durante 35 años habitó un zoológico de Pakistán.

El paquidermo Kaavan después de 35 años de habitar en un zoológico, el cual es señalado de ser precario, en Pakistán, donde fue bautizado como el elefante más triste del mundo, al fin ve la luz fuera del recinto pakistaní.

¿Qué hacia Kaavan en un zoológico pakistaní?

El paquidermo fue regalado al pueblo Iraquí por el país Sri Lanka para “limar” asperezas y como una prueba de “buena fe” en el año de 1985 cuando apenas era un bebe, desde ese entonces Kaavan vivió en Irak, donde incluso tuvo una compañera nombrada Saheli, la cual murió en el año del 2012

Kaavan fue trasladado en un viejo avión soviético y escoltado por el ejército ya que este paquidermo pesa 10 toneladas para lo cual fue necesario que los expertos que viajaban con él llevaran más de 200 kilos de alimentos, que consistió entre melones y plátanos además de otras frutas y vegetales.

Ingresa a: Jaguar rescatado es liberado en reserva natural

El nuevo hogar provisional de Kaavan será en un santuario para elefantes en Camboya, en donde ya lo espera la cantante Cher, la cual ha sido una de sus “abogadas” que siempre han mostrado interés en la liberación del paquidermo.

El pasado 29 de noviembre, la cantante publicó en su cuenta de Twitter, que Kaavan llegó a la ciudad de Siem Reap, donde fue recibido por docenas de trabajadores y expertos en vida silvestre, que fueron liderados por la fundación Four Paws para poder realizar la ardua labor de liberar a Kaavan, que se encontraba sedado.

De igual forma, personal de la organización Four Paws mencionaron en su cuenta de Twitter lo siguiente:

«Por primera vez en 35 años, el recinto de Kaavan finalmente está vacío. El elefante fue trasladado de forma segura a su caja de transporte después de semanas de entrenamiento. Ahora mismo, el gigante y nuestro equipo están de camino al aeropuerto» (Sic).