Marketing casi invencible

Marketing casi invencible

Esfera Pública
Por: Christián Gutiérrez

El gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que incrementará el apoyo a los adultos mayores, para llegar a 6 mil pesos bimestrales en el año 2024; actualmente, otorga 3 mil 850 pesos cada dos meses con el programa 65 años y más.

Este programa social, bien podría entenderse bajo una lógica de marketing que suele funcionar, es decir, entregar un beneficio -una manipulación sin un significado necesariamente negativo en palabras de Simon Sinek-, que puede llegar a modificar la conducta del ser humano.

Por ello me parece una acción de marketing político casi imbatible y los opositores del PAN, PRI y PRD (y los demás partidos), tienen un complicadísimo panorama para vencer la fuerza persuasiva que opera en el territorio y con su comunicación, Andrés Manuel López Obrador.

Desde luego, este programa no ha sido exclusivo de Andrés Manuel y si bien lo inició en 2001 con apoyos a los adultos mayores de 70 años y más, Vicente Fox en el año 2003 lanzó un programa similar para adultos de 60 años y más y llegó a otorgar 1,400 pesos bimestrales.

En 2007, Felipe Calderón también operó un programa igual para adultos de 70 años y más y dió hasta 1,700 pesos cada bimestre.

Y en 2013, Enrique Peña Nieto no se quedó atrás y aplicó el programa 65 y más, otorgando de manera casi universal hasta 1,400 pesos bimestrales.

Es fácil reconocer que no ha sido un programa obradorista, y si bien explicar el poder persuasivo de este programa me llevaría más espacio que una columna, hoy lo pongo como botón de muestra para mostrar cómo trabaja una marca y para mostrar por qué no es infalible un programa así operado por una marca fuerte.

Algo que los opositores del PAN, PRI y PRD no entienden, es que una marca comercial o política vende, y para vender ofrece, pero ofrece solo “cuando tiene algo que ofrecer” y lo hace haciendo marketing y discurso de venta. Si no tiene algo que ofrecer, sencillamente no venderá. Tampoco es de científicos entender esto.

De hecho, este proceso de venta ya tendrían que estarlo trabajando sus especialistas en comunicación y marketing político.

Por el contrario, MORENA sí tiene qué ofrecer y quienes le hacen comunicación y marketing –con elementos de neuromarketing- al Presidente Obrador, sencillamente están haciendo su trabajo.

Es cierto que operar un programa así implica mucho dinero, desde luego, pero no entender que el bienestar de un ser humano no necesariamente pasa por regalarle dinero, es no entender de psicología del consumidor o de neurociencia aplicada a la comunicación y al marketing, que es lo más actual en la disciplina del marketing.

Ingresa a. Constrúyete como marca política



Y si acaso les da terror a los del PAN, PRI y PRD no tener para regalar dinero a las personas y activar el “Sistema de Recompensa” -que es un disparador de la persuasión humana-, entonces deberían por lo menos comunicar un mensaje a los ciudadanos apartidistas: “los tres últimos expresidentes aplicaron el regalar dinero, y estuvieron a punto o perdieron el poder en las urnas, por lo tanto, regalando dinero, López Obrador no tiene el triunfo asegurado en 2024”.

Claro está que esto que escribí en cursivas y entrecomillas, tendría que construirse y comunicarse como un Encuadre Comunicacional profesional, estratégico y con elementos de neurocomunicación y neuromarketing para generar impacto en el cerebro de los mexicanos electores. Pero si lo dicen solo en un pinchurriento comunicado de prensa, solo demostraran lo pinchurrienta que es su “comunicación”.

Ahí les dejo ese tip.
Tic… Toc… Tic… Toc… Se le acaba el tiempo a la oposición.

*El autor es consultor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Comunicación, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.