México impronunciable

¡México Impronunciable!

En qué momento
las palabras se me hicieron llanto
que sentimiento turbio
oculto, apasionado
ha encontrado ese rincón perfecto
impidiendo al tacto dibujarlo,
que Partenón maldito
ahuyenta a los conceptos,
en que maldición de antaño
se hace presente hoy
el desencanto por la letra
otrora acariciada,
corriendo por las venas
de la juventud, inagotable…
ahora es sangre el desconcierto
la corporeidad acumulada, látigo
y sobre las llagas
punzante, agonizando,
¡México impronunciable!,
el amor desmenuzado,
el amor, formando hileras
ríos, surcos de sangre
el amor, que se a quedado
absorto en la garganta…
Acumulado… hiriente.