Morelianos piden al gobierno estatal y municipal vigilar Monumentos Históricos

Morelianos piden al gobierno estatal y municipal vigilar Monumentos Históricos

Después de las pintas que se realizaron en la catedral de la ciudad, morelianos exigen reforzar la seguridad para que no se sigan llevando a cabo este tipo de hechos

Morelia, Michoacán.- Luego de los hechos que se suscitaron el pasado martes en la catedral de Morelia, la cual fue grafiteada en uno de sus costados, diversos morelianos señalaron que tanto gobierno estatal como el municipal, deben reforzar la vigilancia en los monumentos históricos del centro histórico para que no se repitan estos hechos.

Para la señora María de la Luz González, dichos actos vandálicos son una muestra de una sociedad lastimada y con poco respeto por la memoria de esta ciudad, por lo que pidió principalmente al ayuntamiento de Morelia, mantener a la policía vigilando las calles.

Morelianos piden al gobierno estatal y municipal vigilar Monumentos Históricos
Foto: Cortesía
Morelianos piden al gobierno estatal y municipal vigilar Monumentos Históricos
Foto: Cortesía

Mientras tanto, Carmen Méndez explicó que es imposible que se hiciera una pinta de ese tamaño sin que alguna autoridad los viera, por lo que hizo un llamado a tener mayor cuidado con lo que ocurre en la ciudad.

«Imagina, si nadie se dio cuenta que estaban grafiteando la catedral, ahora cuándo atenderán los asaltos que se dan sobre todo en el centro histórico de la ciudad», dijo.

Te puede interesar: PT espera sean aprobadas las leyes educativas que presentaron

Así mismo, Leonel Acuña indicó que la inseguridad cada día se encuentra peor en el estado y la ciudad, pero ninguno de los dos gobiernos hace lo necesario para intervenir en este tema que se ha convertido en un gran problema para los morelianos.

«Cuando vemos este tipo de eventos que pasan y nadie tiene datos de quién o quiénes fueron, nos damos cuenta de la incompetencia de las autoridades, pero los dos gobiernos se encuentran cómodos sin hacer nada».

Se estima que el grafiti obtuvo una longitud de casi dos metros y dicha intervención se encontraba de la cara que da a la Plaza de Armas, la coordinación del centro histórico del ayuntamiento tardó al menos 3 días en retirarlo.