El racismo es un fenómeno presente en la historia de la humanidad y el continente americano no ha sido la excepción. El racismo es asociado a la ideología del eurocentrismo, la cual establece que la cultura europea fue, es y será superior a cualquier otra en todos los ámbitos (política, arte, ciencia, estética, religión, etc.), por lo tanto, los individuos de culturas no europeas son inferiores, es el germen del racismo en todas sus magnitudes, discriminación que han enfrentado millones de personas durante siglos.

No somos «cafecitos»

Por: Oliver Romario Manriquez Ayala

El racismo es un fenómeno presente en la historia de la humanidad y el continente americano no ha sido la excepción. El racismo es asociado a la ideología del eurocentrismo, la cual establece que la cultura europea fue, es y será superior a cualquier otra en todos los ámbitos (política, arte, ciencia, estética, religión, etc.), por lo tanto, los individuos de culturas no europeas son inferiores, es el germen del racismo en todas sus magnitudes, discriminación que han enfrentado millones de personas durante siglos.

La semana pasada en Estados Unidos, fue grabada la muerte de un ciudadano norteamericano durante su arresto, el asesinato fue cometido por un policía de piel blanca mientras el ciudadano cometía “el delito” de ser afrodescendiente.

Dicha muerte sumada a una larguísima serie de actos racistas provocó la indignación y movilización de diferentes colectivos antirracistas, escalando en pocos días a disturbios masivos en todo el país, llegando a la casa blanca y retratando una postal para la historia, la casa blanca sin luces y el presidente refugiado en su bunker. Lamentablemente el racismo en EUA tiene una larga historia, no olvidemos que un sector de la población sentía-siente una superioridad para esclavizar afrodescendientes, hubo una guerra para “reconocer” sus derechos fundamentales y durante siglos han sido discriminados de forma legal e ilegal. Una lucha que no termina, una lucha que tiene conexión con nuestro país.

México es fruto de una mezcla de culturas, los mexicanos tenemos ascendencia de culturas del continente americano, africano, asiático y europeo. Sin embargo, nuestra sociedad también es racista y clasista, lo menciono porque pareciera que diferentes voces han mostrado su indignación a los hechos ocurridos en EUA y niegan la realidad de nuestro país, para ellos no existe un problema así en México, somos totalmente ajenos. Sí al leer este último párrafo pensó “seguro es de piel blanca” o “no es de piel morena” la persona que afirma que no existe la discriminación racial de este lado del río bravo, es una muestra del fenómeno racista que ha vivido nuestro país.

Diferentes estudios, por ejemplo “Por mi raza hablará la desigualdad” publicado por Oxfam, en 2019, han evidenciado la discriminación estructural en nuestro país por color de piel, etnia, lengua y sexo. Es pertinente recalcar la burbuja social en la que un sector del país vive, una burbuja que no les gusta pinchar, claro que es difícil apreciar la discriminación para quién nunca ha sido discriminado. Una persona con piel morena y perteneciente a una etnia originaria tendrá muchos ejemplos de cómo ha sido discriminada, actos más fuertes si hablamos de mujeres en esas condiciones.

No es casualidad que un policía tarde más tiempo revisando a una persona morena en el aeropuerto, en un cerco de seguridad o en la entrada de un evento de entretenimiento. No es casualidad que revisen en un retén a más conductores de piel morena. No es casualidad que en las tiendas departamentales no te muestren los productos “porque no tienes dinero para comprar” o “no me vaya a robar”. No es casualidad que los actores, conductores y personas en comerciales, sean preponderantemente de piel blanca, mientras los comediantes de piel morena. No es casualidad que la mayoría de los puestos directivos en el sector público y privado sean ocupados por personas de piel blanca y los operativos de piel morena.

No es normal y no es casualidad que las siguientes expresiones despectivas sean usadas para referirse a una persona de piel morena: prieto, indio, frijolito, cafecito, negrito, Memin , nopalero, chaka, gato, naco, oaxaco, Tizoc, chacha, india Maria, vende nopales, negrito, el Bryan, el Kevin, la Britany, la Kimberly. Frases como moreno…pero del bonito, mejorar la raza, trabaja como negro, no seas el prietito en el arroz, un prieto en aprietos, la culpa no es del indio…, bajado del cerro, pareces güarecita, indio tenías que ser, no seas indio, etc.

En México, tener la piel morena significa menores oportunidades para acceder a servicios básicos, para ser atendido en un hospital, para terminar una carrera universitaria, conseguir un trabajo en cualquier ámbito, tener un juicio justo, para la libertad de identidad, etc. México es tan racista que se prefiere usar el concepto de “pigmentocracia” para abordar el racismo y la estructura institucional para discriminar a gran parte de la población.

Te podría interesar.Por qué no somos Nueva Zelanda?