Palo a las ambiciones de Bonilla

No te preocupes, Claudia

El presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro volvió a criticar el acuerdo firmado por Marcelo Ebrard con el gobierno de Trump para evitar los aranceles

¿Qué habrá sentido la mamá de Norberto al ver que López Obrador le alzaba el brazo a una muy sonriente Claudia Sheinbaum en un acto en la GAM, mientras ella tenía a su hijo en cenizas y en una urna que ya está en Meoqui, Chihuahua?

No habían pasado ni 48 horas de haber sido encontrado en Xochimilco el cuerpo del joven estudiante, de 22 años, envuelto en bolsas y atado con cables, y el Presidente le organizaba porras a la jefa de Gobierno.

“ ¡No estás sola…!, ¡no estás sola!”, repetía AMLO a una feligresía reunida en un acto convocado en esa alcaldía para entregar apoyos  de bienestar. De inmediato se hizo el coro.

Al Presidente se le veía eufórico, como si estuviera a la cabeza de una manifestación en Reforma. Denunciaba, sin identificarlos, a los “grandulones, abusivos, ventajosos” que maltratan mucho a la “extraordinaria” jefa de Gobierno.

De un lado llanto, dolor, lágrimas y luto; del otro, porras, sonrisas y festejo.

El episodio trajo a la memoria de algunos el “no te preocupes, Rosario”, de EPN a su entonces titular de Sedesol. ¿A usted, no?

  • Porfirio Muñoz Ledo se llevó ayer el aplauso de la oposición en la Comisión Permanente. Ya sin el grillete de una agenda personal, el presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro volvió a criticar el acuerdo firmado por Marcelo Ebrard con el gobierno de Trump para evitar los aranceles.

“Hoy confrontamos la pérdida de nuestra soberanía y libertad para transitar en nuestro territorio. Nos quieren convertir en un país enjaulado. Si se llega a aprobar la condición de tercer país seguro, esto significa que los que entran aquí ya no podrán salir”.

A su compañera de bancada, Dolores Padierna, no le gustó la forma como Muñoz Ledo “mezcló” asuntos de proteccionismo con el migratorio. “No es correcto”, dijo en tribuna la diputada, luego de desbordarse en elogios hacia la “cautela y responsabilidad” del Presidente.

Porfirio levantó la cabeza, miró sorprendido a Martí Batres, quien presidia la sesión y pidió la palabra por alusiones personales.

Le dijo a su “compañera”:

“El pase de Centroamérica a México está totalmente detenido desde el día de ayer. Salieron agentes de la Guardia Nacional a poner nuestro muro. Así es. Guardia Nacional, que fue creada para combatir delincuentes, no para combatir migrantes.

“Se lo pruebo. Llegaron anoche. La Guardia Nacional está de muro mexicano en Chiapas. ¡Infórmese!”.

De paso, hizo notar que la Segob fue privada ilegalmente de sus funciones en materia de política migratoria. “Esas atribuciones las ha absorbido la Secretaría de Relaciones Exteriores… Violaron una ley interna para satisfacer una demanda de Estados Unidos”, dijo.

Dolores no reviró. Mejor se salió del salón.

  • Los devotos de AMLO se enfurecieron con la orden de un Tribunal Colegiado que obliga a conservar las obras ya realzadas en el NAIM de Texcoco.

Incendiaron las redes sociales con calificativos soeces al juez que dio esa instrucción y otorgó una nueva suspensión provisional de las obras en Santa Lucía.

La orden más sensata de los últimos seis meses fue obtenida con motivo de los 147 amparos impulsados por el colectivo #NoMasDerroches, según Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

  • Ni caso han hecho las autoridades de la CDMX frente a denuncias en el sentido de que la empresa Grin desplegó en las calles muchos más patines eléctricos que los permitidos.

Y más: utiliza “patines fantasma” que están disponibles físicamente, pero no aparecen en la aplicación, según la Unidad de Transparencia de la Semovi.

“Se identificó una discrepancia respecto a la cantidad de unidades que la empresa Grin Scooters tiene en calle contra aquellas que se muestran en su sistema de monitoreo real”, dice un oficio de esa Secretaría.

Lo curioso es que, a pesar de todo, Grin obtuvo un permiso anual que ganó junto con la empresa Lime.