Palo a las ambiciones de Bonilla

Pactan las ONG con el PRI; chaquetearon, acusan perredistas

Miguel Barbosa lo dijo sin pelos en la lengua. Una declaración políticamente incorrecta que seguramente traerá consecuencias. “El grupo de la sociedad civil cambió de bando”, dijo el coordinador de los senadores del PRD.

La declaración nos obligó a parar las antenas. No es común escuchar a un expresidente del Senado decir públicamente  que se les voltearon las organizaciones civiles con las que habían trabajado el PAN y el PRD documentos para echar a andar el Sistema Nacional Anticorrupción.

Que los chaquetearon, pues.

El perredista no mencionó los nombres de las organizaciones de la sociedad civil que cambiaron de bando.

Pero no hubo necesidad de preguntarle.

Emilio Gamboa, líder de la bancada del PRI en la Cámara alta, las había mencionado previamente: Transparencia Mexicana, Imco, Fundar, Fundación Espinosa Yglesias y México Evalúa.

“Las organizaciones de la sociedad civil decidieron construir documentos con el PRI, con el Verde y con el gobierno. Es un hecho. Respetamos esa posición… no nos sentimos agraviados”, aseguró.

La señal era clara. La luna de miel entre las cúpulas parlamentarias del PAN, del PRD y organizaciones de la sociedad civil que luchan contra la corrupción había terminado.

El legislador perredista llegó al punto de decir que el bloque no va a permitir que los acuerdos entre el PRI, el PVEM y la Sociedad Civil “achiquen” la Reforma del Sistema Nacional Anticorrupción. “No nos sentimos traicionados porque los legisladores somos nosotros. El bloque legislativo es entre el PAN y el PRD. Compartimos con la sociedad civil el propósito, que es el combate a la corrupción”, dijo.

¿Parlamento abierto? Sí cómo no.

  •  La declaración nos obligó a acercarnos a Barbosa. Lo atajamos antes de que entrara a la zona de “pasos perdidos”, reservada a los senadores y sus invitados.

-¿Estás diciendo que los grupos de la sociedad civil se entregaron? —le preguntamos, incrédulos.

-Completitos —repuso el senador poblano.

-¿No temes a las reacciones de esos grupos?

-No, temo a lo que escribes tú —reviró el poblano, en tono tranquilo, pero que reflejaba molestia.

Los señalamientos del senador perredista no fueron compartidos por el coordinador panista, Fernando Herrera. Sin dilación se deslindó. “Hay que ser muy respetuosos del trabajo que hacen los compañeros de la sociedad civil que aportan por un lado y por el otro”.

  •  Fuentes legislativas nos aseguran que las desavenencias con las organizaciones ciudadanas se agudizaron en la reunión que sostuvieron, el pasado viernes, con las organizaciones University Club.

En ese cónclave, perredistas y panistas detectaron algo extraño en el comportamiento de algunas de las cabezas de las organizaciones de la sociedad civil.

Armando Ríos Piter y Luis Humberto Fernández de plano les preguntaron si iban a jalar con el bloque en caso de que se presentaran diferencias con el gobierno y el PRI.

Pero los dirigentes de las ONG dejaron claro que no forman parte de ningún bloque. “Somos observadores del proceso”, les dijo Juan Pardiñas, director general del Imco.

Eduardo Bohórquez, director general de Transparencia Mexicana, de plano anunció: “Nos separamos del bloque”.

Allí la cortaron. La panista Marcela Torres Peimbert dio por terminada la reunión.

  •  Eso allanó el camino al entendimiento en curso entre el PRI, el PVEM y grupos de la sociedad civil.

Las ONG trabajan desde ese mismo viernes con los senadores Raúl Cervantes, del PRI, y Pablo Escudero, PVEM, en un documento que va a ser presentado a todos los grupos parlamentarios.

Gamboa hizo estimaciones sobre el avance alcanzado en tres de las siete leyes secundarias del SNA:

La Ley General Anticorrupción ya está en un 99%; la que se conoce como 3de3, 98%; la Ley Orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa, “que creen poder sacarla”.

El coordinador de la bancada del PRI prometió, eso sí, que no habrá “albazos” . Quiere sacarlas por consenso.

Pero en el bloque PAN-PRD sacaron la bola de cristal para vaticinar lo que ocurrirá este jueves en la sede de la Cámara alta: PRI-Verde y las ONG van a llegar con el documento para someterlo a todos los grupos parlamentarios.

Pedirán que los presidentes de las comisiones lo firmen para hacerlo predictamen. Eso no va a suceder. Sabemos que Alejandro Encinas, presidente de Estudios Legislativos Segunda, ya se comprometió a no poner su rúbrica.

Se necesitan las firmas de las cabezas de las tres comisiones para que eso ocurra. Intuyen también que les van a presentar una propuesta achicada que no aceptarán. No habrá leyes anticorrupción y les van a pasar factura por esa negativa. “No vamos a permitir que achiquen la reforma constitucional, así venga avalada por las sociedades civiles. Tampoco que hagan diminuta la 3de3 plus”, advirtieron los miembros del bloque.

  •  Por lo demás, hay que subrayar que no es un bloque sólido el del PAN-PRD. Hay 20 senadores azules —de 38— que no avalan enteramente los documentos presentados por sus fracciones.

Gamboa no se privó de aprovechar la coyuntura para picarle la cresta a los coordinadores del bloque, sobre todo a Fernando Herrera. “No es todo el PAN el que está a favor de como venía la Ley Anticorrupción. Hay un grupo importante de panistas que me han manifestado que quisieran revisarla”, subrayó.