Partido de ida de la Gran Final, para el olvido

Partido de ida de la Gran Final, para el olvido

Ciudad de México.- Las Águilas del América y la Máquina Celeste de la Cruz Azulempataron sin goles en el juego de ida de la Final del torneo Apertura 2018 de la Liga MX.

Las emociones y las revoluciones despejaron el buen futbol en la cancha, y en prácticamente 30 minutos de partido, lo que se presentó en el césped del Coloso de Santa Úrsula fueron entradas fuertes y algunas agresiones que pasaron desapercibidas para el ‘Cantante’ Guerrero.

La opción más clara para los celestes, que buscan romper un ayuno de títulos que comenzó hace 21 años, fue al minuto 9, cuando Aguilas remató un tiro de esquina con la cabeza que fue detenido por Agustín Marchesín.

Al minuto 48, Roger Martínez llegó a línea de fondo, se quitó hombres de encima y sirvió para Matheus Uribe, quien entre defensores disparó al arco, donde Chuy Corona apareció para evitar la caída de su arco.

Hacia el minuto 55’, el colombiano Matheus Uribe cayó mal y se lastimó la pierna derecha de gravedad, teniendo que dejar el campo para irse directo y sin escalas a un nosocomio, donde será valorado.

Su lugar lo ocupó el veterano Oribe Peralta, quien saltó al campo para vivir su juego 500 en Liga.

El juego avanzó y justo en los últimos minutos Méndez, quien tuvo varias opciones, disparó al horizontal, perdiéndose el tanto del triunfo.

Tras esta jugada, el partido se puso caliente y los jugadores se enfrascaron en un conato de bronca, terminando de ese modo el choque de ida de la gran Final.