Connect with us

Educación

Pide Silvano respeto a la investidura, dialoga con la CNTE en Puruándiro

Published

on

Yo voy a respetar su postura «nomas a mi déjenme trabajar (…), donde quiera que yo voy ustedes me tachan de traidor, ¿de qué se trata?, esto es un asunto de ida y vuelta, respondió tranquilo y sereno el gobernador Silvano Aureoles Conejo al profesor Pavel Daniel Díaz Álvarez de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación).

Ambos tuvieron un diálogo tranquilo y respetuoso, como dos personas civilizadas, al término de la gira que Aureoles Conejo realizó en Puruándiro y en la cual arrancó el programa más ambicioso de distribución de fertilizantes y semillas mejoradas.

El profesor fue el primero en hablar y fijo su postura pidieron:

– Terminar la represión sistemática contra los profesores que trabajan en las aulas.
– Sí al examen de evaluación, pero que la prueba sea acorde al contexto social.
– Que la Secretaría de Educación en el Estado deje de «inmiscuirse» en procesos del Instituto Nacional de Evaluación (INE). Esto por qué en los cheques de esta quincena venía realizada la notificación de la segunda evaluación a realizarse el próximo 19 de mayo.

El gobernador Silvano Aureoles, miraba con atención al profesor, una cápsula de elementos de seguridad se formó en torno  a ellos; el secretario de seguridad Bernal Bustamante miraba con cautela, Guillermo Rizo y David Garibay, escuchaban el diálogo mientras afilaban más el colmillo retorcido que se cargan.

Silvano soltó «el derecho de ustedes está a salvo; tiene todo su derecho de estar en contra de la reforma; yo estoy obligado a cumplirla y hacerla cumplir», dijo que hoy se reuniría con Víctor Zavala, líder máximo de los opositores de la reforma, «para que vayamos a un espacio de discusión», apuntó el Gobernador.

Y les dijo, «tendrán ustedes que trabajar mucho para que en el Congreso -de la Unión-, no está escrito en piedra, se modifique la Ley -del Servicio Profesional Docente-.

Y es cuando el hombre de Estado pidió respeto a la investidura, «vamos a respetarnos; yo voy a respetar su postura; nomas a mi déjenme trabajar».

Hablaron ‘como Dios manda’, aplicaron la de Melchor Ocampo de que es «hablándonos y no matándonos cómo debemos entendernos».

«No todos somos vándalos» le comentó el profesor de primaria, después de recriminarle sus declaraciones, esas que dijo Silvano, donde tachó a los profesores de «peor que delincuentes», luego de que estos rompieron unas puertas de cristal en el Centro de Convenciones en Morelia el pasado 27 de abril.

Silvano, aceptó dejar de usar calificativos que generalizan al magisterio pero les pidió «ustedes también respétenos a nosotros, porque lo del centro de convenciones no está bien».

El diálogo continuó por unos instantes más, hablaron cerca de diez minutos; la primera vez que un gobernador hace algo así. Antes los mismos profesores trataba de irrumpir en el evento, el grupo antimotines lo impidió.

 

https://youtu.be/utqImKYVL98