piedra, papel o tijera

Piedra, Papel o Tijera

Como ya lo hemos comentado en esta columna de Piedra, Papel o Tijeras, nos encontramos en la antesala del proceso electoral 2021, y los escenarios pretenden dibujar a unos y desdibujar a otros, y este es el caso del líder de la Comisión Reguladora del Transporte (CRT), José Trinidad Martínez Pasalagua, quien tiene la encomienda de convertirse en una piedra en el zapato del presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco.

Para nadie es desconocido que el alcalde moreliano aspira a la candidatura de Morena por el gobierno de Michoacán, y es que el lanzamiento del abanderado del partido guinda prácticamente tiene asegurado el triunfo en la contienda del próximo año, es por ello que las tomas dominicales de los transportistas en la avenida Madero –día en que se instala la ciclovía-, se han convertido ya en una constante.

So pretexto de la pérdida económica que representa al transporte público, los agremiados de la Comisión Reguladora del Transporte llevan ya tres domingos seguidos que se posesionan desde temprano de la avenida Madero para impedir la instalación de la ciclovía.

La acción ha desatado la inconformidad de ciclistas y familias que acuden los domingos a disfrutar de la ciclovía, sin embargo, más allá del pretexto transportista de las pérdidas económicas, el trasfondo reluce netamente político.

Y es que la intención mediática es responsabilizar a Morón Orozco de dichas pérdidas en el sector del transporte público por permitir la instalación de la ciclovía, se vislumbra ya el tufo político que pretende mermar la imagen del alcalde en la búsqueda de la candidatura de Morena para el gobierno de Michoacán.

Como se recordará, José Trinidad Martínez Pasalagua trabajó de la mano del gobierno de la entidad, a través de la Comisión Coordinadora del Transporte (Cocotra), a través de operativos irregulares para la caza de Uber, y con ello evitar la competencia que provocaría verdaderas pérdidas a los intereses del líder transportista.

Otro dato más, los constantes desencuentros del mandatario estatal y el edil capitalino, principalmente en el tema de la seguridad, han dejado ver a todas luces la rivalidad política del perredista contra el aspirante al Solio de Ocampo por Morena.

Un dato más que demuestra el trasfondo político de la toma de la avenida Madero por el gremio liderado por Pasalagua, es el apadrinamiento del hermano menor de Silvano Aureoles, el senador Antonio García Conejo, en la instalación de la Mesa Directiva de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), en Michoacán.

Aunado a ello, la pretensión de Martínez Pasalagua de conformar el partido político Fuerza Social Por México (FSXM), a través de la estructura de la CATEM en Michoacán, pretende restar votos en las próximas elecciones al partido guinda.

Piedra revienta a Tijeras

Retomando los trascendidos de la semana pasada, hay uno muy calientito que ya tiene tiempo rondando dentro de las autoridades policiacas del Estado, y principalmente en la Dirección de Tránsito y Movilidad del Estado, a cargo del flamante Jorge Alvarado.

Nos dicen los que saben y que están dentro de esa área, que el director anda encendido con las cuotas tan altas que pone a sus agremiados y a su socio de Grúas Monarca Zacapa, quien le tiene concesionario todos los accidentes que se susciten en la capital Michoacana, así como los operativos de vehículos y operativos de Alcoholímetros.

Comentan los que saben que el director trae jugoso negocio con la empresa Grúas Monarca Zacapu, pues acordó que por cada vehículo que arrastre, tiene que entregarle una cuota del 50 por ciento. Pero no queda ahí nada más, existen facturas de que cada arrastre lo cobran entre los tres mil o cuatro mil pesos, de ahí que – calcule usted – la cuota por unos 200 vehículos promedio, le genera unos 400 mil pasitos.

Diríamos, pobre del conductor que es secuestrado por esta empresa de grúas, pues no queda ahí, porque adicional a eso, tiene que pasar con las autoridades de esa misma dirección para que les entreguen una liberación del vehículo que tienen que entregar al corralón, de lo contrario no le sueltan el vehículo, pero lo catastrófico para el usuario es que tiene que ponerse la del puebla con los policías de transito que expiden la liberación del vehículo, de modo que ese moche oscila entre dos mil y hasta en los 10 mil pesos dependiendo del tirado y del suceso, o sea que cuidado, hay que pedirle a dios todas las mañanas que no nos topemos con un policía de transito del estado o una grúa de la empresa Monarcas Zacapu, porque va salir caro el saludo.

Lo sorprendente de todo es que el gobernador Silvano Aureoles ya está enterado de este negocio jugoso, y no por nosotros, sino por otros medios de comunicación, y por el mismísimo líder de Revolución Social, Guillermo Valencia Reyes, quien en reiteradas ocasiones ha denunciado los abusos de la autoridad en complicidad de Grúas Monarca Zacapu.

Sera que el gobernador anda tan ocupado planificado su llegada como presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que se hace de ojos ciegos y oídos sordos ante los abusos de sus subalternos que en sentido real, deberían de salvaguardar la integridad de la ciudadanía en lugar de extorsionarla. Y luego se preguntan los allegados al primer jefe del Estado por qué en las encuestas siempre Silvano es el peor evaluado de los 32 gobernadores del país.

Tijera corta a Papel

Nos comentan que la diputada Wilma Zavala Ramírez se encuentra en coqueteos con la bancada del PRD, pues, aunque la Ley Orgánica le impide adherirse a dicha fracción parlamentaria, la legisladora local de la Representación Parlamentaria votará a favor de todas las propuestas de diputados y autoridades emanadas del Sol Azteca. La pregunta en el aire, de cuánto será el incentivo con la legisladora?.

Papel envuelve a Piedra

Y entre los chismes más cantados de la semana, se ratifica que los diputados Miriam Tinoco Soto y Erik Juárez Blanquet se encuentran a un paso de regresar al PRD, esto debido a que Morena los ha tratado muy mal.