piedra, papel o tijera

Piedra, Papel o Tijera

Morelia, Michoacán.- Esta semana inició con los gritos periodísticos de “ni uno más”, “no a la censura”, “porque vivo se lo llevaron, vivo lo queremos”, y demás consignas derivadas de la indignación por la desaparición del director del canal 6TV del municipio de Múgica, Salvador Adame Pardo, plagiado el pasado 18 de mayo, y que, tras 10 días, la autoridad no ha brindado información certera, en cuanto a los avances de las investigaciones en su búsqueda.

La falta de información y claridad en torno al asunto, y el contexto con los asesinatos de los periodistas de Sinaloa Javier Valdez y Jonathan Rodríguez, de Jalisco, ocurridos el pasado 15 de mayo, motivaron a los comunicadores michoacanos a retomar las manifestaciones, con la exigencia de un verdadero compromiso de la autoridad estatal y federal, a garantizar la seguridad en el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión.

La respuesta del Papuhso del Oriente no se hizo esperar, y de volada convocó a una reunión con los reporteros de la región de Tierra Caliente, así como con los familiares de Salvador Adame, en la que, lejos de definir acciones contundentes en la creación de la fiscalía especializada para atender el tema, la conformación de la ley de protección a los periodistas, se centró en un discurso enfocado a las necesidades de los comunicadores, enfocada en la creación de un fideicomiso para acceder a créditos, viviendas y el compromiso de analizar la forma de otorgar acceso a la salud.

Si bien estos asuntos son una necesidad en el gremio periodístico, los propios comunicadores han definido como prioridad en su agenda, la exigencia de resultados en las investigaciones para el hallazgo de Salvador Adame, así como reabrir los casos de los periodistas asesinados o desaparecidos desde el 2015.

De igual forma, los reporteros michoacanos han solicitado dar celeridad a la elaboración de la ley de protección a los periodistas, sin que ello implique que Ejecutivo y Legislativo de Michoacán, aprovechen mediática y electoreramente la necesidad, y por el contrario, se comprometan a garantizar el ejercicio informativo.

Sobre todo, cuando se dice que existe voluntad para mejorar las condiciones de los periodistas, y se presume en las giras de trabajo en el interior del estado, pero que, cuando una publicación no gusta, no falta el diputado que dice, “trátame bien, nomás no vayas a golpearme”, o tampoco falta la llamada a las redacciones, emanada desde la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno del estado, para solicitar un alto a la noticia, bajo la amenaza de eliminar un convenio.

Y por tratarse de un tema serio y compete a los comunicadores, dejamos la ironía para el siguiente asunto.

Piedra revienta a tijera

A pesar de que antes de ser rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), el exgobernador sustituto, Salvador Jara Guerrero se retrataba con innumerables personalidades de los partidos de izquierda, dejando entrever cierta afinidad política con el instituto político del Sol Azteca, ya la semana pasada, el ahora funcionario federal en la SEP tiene mucho que agradecer al tricolor, pues no solo le otorgó una gubernatura -sin el menor esfuerzo-, sino que ya le tomaron protesta como integrante del Consejo Político Nacional del PRImero, y hay quien dice que hasta lo quieren promover pa una senaduría, y no precisamente se trata de un changarrito pa vender antojitos mexicanos por las noches, sino pa que siga masticando el huesito que desde mediados del 2014, le están regalando.

El “cerillito quemado” que gusta del atletismo, particularmente de las carreritas, ya marcó salida en su carril, sin que aún lleguen los tiempos electorales de los comicios del 2018, y como goza de buen padrino, pues ya le brillan los ojitos por calentar una curul en la Cámara Alta de San Lázaro, a pesar de su gris desempeño -como sus grises fracs-, como rector de la máxima casa de estudios de Michoacán, su fugaz paso por el Ejecutivo de esta entidad, y su desempeño como Subsecretario de Educación Superior en la SEP.

Eso sí, nomás pregúntenle a los universitarios cuánto creció el déficit de la Casa de Hidalgo en sus tres años como rector, a cuánto ascienden las irregularidades en el ejercicio de los recursos desde que tomó las riendas del estado, y habrá que esperar los informes de la Auditoría Superior de la Federación sobre la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP, para ver ahí cómo dejó los numeritos financieros.

A tal grado es señalada la administración de Jarita, en el gobierno michoacano, que a inicios de este año, cuando la secretaria de la Contraloría del Estado de Michoacán, Silvia Estrada Esquivel, alias “Doña Cejas”, reveló que al menos dos exgoberandores se encontraban señalados en las denuncias penales interpuestas ante las procuradurías General de la República y de Justicia de Michoacán, por presuntas irregularidades, y sí, entre los nombres que se rumoraron, apareció el del “cerillito quemado”.

Tijera corta a papel

Y mientras Jarita ya marcó salida en su carril para el 2018, en el Legislativo de Michoacán se les acabó la huevita de armonizar la Reforma Político-Electoral con el Código Electoral del Estado, tras alrededor de 4 meses de estancamiento, a tal grado, que, en la sesión de este 29 de mayo, se prevé que sea el único punto a tratar. Eso sí, en el tema de la reelección, todos de acuerdo, pero, ¿y el resto? Pos como buenos mexicanos, al último, ya con los tiempos encima.

Lo que resta y que seguramente se planchará este lunes, va enfocado a la calendarización, fiscalización y organización de la siguiente contienda, asuntos que, pese a su relevancia, serían avalados por el Congreso con tan sólo dos días de anticipación al cierre del proceso, al cabo a quienes les tocará resolver la papa caliente será a los árbitros electorales y tribunales especializados en la materia. ¡Allá que ellos se hagan bolas!

La bronca es que, por las lagunas con las que se prevé que aprueben la armonización, los propios consejeros del INE y el IEM consideran de las elecciones del 2018, se resolverán en su mayoría, en los tribunales.

Papel envuelve a piedra

Y mientras se prevé que los tribunales electorales desahoguen la elección del próximo año, así le toca ahora al actual director del Telebachillerato, pues el inmediato anterior, Francisco Mora Ciprés firmó con los sindicalizados un incremento al salario y a las prestaciones, por un monto cercano a los 20 millones de pesos, con la finalidad de que no le tomaran la institución.

La medida, ha provocado un bocete financiero en la dependencia, a tal grado, que el acuerdo no se cumplió porque Mora ni permiso pidió y tomo la decisión él solito, mientras que antes de ser separado del cargo por el gobernador Silvano Aureoles, Mora Ciprés se llevó todo lo que pudo, pues dicen que hasta el reloj checador ya lo tiene en su casa, para marcarle entrada y salida a su familia.

Eso sí, Mora Ciprés ya anda en el activismo político con el PRD, de cara al 2018, pues los propios integrantes del Sol Azteca dicen que anda buscando como volver a agarrar su huesito.

Y mientras don Mora Ciprés le checa la entrada al 2018 y la salida al hueso, este tecleador se despide de ustedes, diciendo, “ahí nos leemos el próximo lunes”.

Relacionadas: