piedra, papel o tijera

Piedra, Papel o Tijera

Morelia, Michoacán.- Esta semana, nuestro gobernador, el Papusho del Oriente, dio harto de qué hablar, pues tuvo la feliz ocurrencia no sólo de anunciar que entre octubre y noviembre de este año solicitará licencia al cargo para buscar la candidatura por la “grande”, por el PRD, sino que incluso no descartó una alianza para el 2018 con el PRI, y como era de esperarse, le llovieron las críticas de propios y extraños.

El pasado jueves, ante los medios de comunicación de la Ciudad de México, Silvano Aureoles detalló que primero, el partido del sol azteca deberá publicar la renovación de su dirigente nacional y el Consejo Nacional del PRD, posteriormente iniciarán con la elección del candidato, y ya entrados en camino, podrían buscar las alianzas no necesariamente con los partidos de izquierda, por lo que no descartó que incluso podrían ir por la presidencia de la mano con el PRI, aunque reconoció que se antoja como un escenario difícil.

El Papusho del Oriente no sólo reiteró que aún le late su corazoncito por la grande, incluso no sólo comentó a los informativos la posibilidad de una alianza con el tricolor, sino que criticó a los perredistas que insisten en tocarle la puerta a la Morena que pide más, a pesar que su líder nacional, don Andrés Manuel López Obrador, ese de los anuncios de la granja con “cerdos y marranos, puercos y cochinos”, según Silvano, le ha cerrado la puerta en innumerables ocasiones a los del Sol Azteca, por lo que convocó a no suplicarle ya una coalición.

Pero el anuncio del gober del Oriente no sólo causo polémica de los diversos actores políticos de oposición, quienes ya le han criticado de abandonar el cargo, a dos años de asumirlo, y cuando le restan 4 más para concluirlo, sino que incluso los propios correligionarios del Sol Azteca, como el caso del minidipitado federal Fidel Calderón, quien ya le exigió que renuncie de manera definitiva al cargo y el Congreso del Estado convoque a elección extraordinaria, como si hubiera dinero para lanzar en las arcas estatales.

Sin embargo, no es el único que ha cuestionado las declaraciones del Papusho, pues el coordinador del grupo parlamentario del PRD en el Legislativo local, Manolete López Melendez, ya le cuestionó que su anuncio “desestabiliza” la gobernabilidad en el estado, además de que no son tiempos de pronunciamientos de esta naturaleza, o el propio líder del sol azteca en Michoacán, Carlos Torres Piña, quien ya evidenció al mandatario de que los estatutos del partido le impiden una coalición con el tricolor.

 

Piedra revienta a tijera

Y mientras propios y extraños critican al Papusho del Oriente por sus ambiciones presidenciales, el rockstar del PRD, Juan Zepeda, luchó contra marea para reposicionar no al sol azteca, sino a su corriente interna, ADN, la cual, ya está pensando en vender caro su amor en 2018.

Y es que segurito la tribu perredista ADN, ya se está relamiendo los bigotes, pensando cómo va a jalar con quien más le convenga, tanto en los espacios al interior del PRD, dígase Consejo Nacional, como en el Senado, diputaciones federales, locales y alcaldías, y todo gracias a la campaña del rockstar de Nezahualcóyotl por la gubernatura al Estado de México, pues inyectó oxígeno puro al sol azteca.

Con la campaña del rockstar, ADN ya inició la lectura del contexto político, a tal grado, que algunos ya mencionan el nombre de Zepeda como un serio candidato a la dirigencia nacional del PRD o incluso a la candidatura por la presidencia de México.

De esta forma, Chuchos y Foro Nuevo Sol deberán repartirse el pastel como si fuera de tres leches, pues ADN ya agarró caminito, y en el caso de Michoacán, la tribu se coloca como segunda fuerza interna, bajo el liderazgo de Carlos Torres Piña, quien de ahora en adelante sentará en la mesa a Silvano para empezar a negociar más cargos dentro de la administración, y seguro también dentro de presidencias municipales y legisladores locales.

Tijera corta a papel

Y en tanto que los perredistas se desgarran las medias por los puestos, al alcalde independiente Alfonso I de Morelia, se le desgarran pero las obras de mala calidad que ha efectuado en la capital michoacana, y aunque el año pasado le destinó 70 millones de pesos al reencarpetamiento y bacheo, las lluvias han evidenciado la deficiencia de las acciones, que dan cuenta del puro cuento.

Las obras de bacheo y reencarpetamiento del ayuntamiento moreliano quedaron exhibidas durante estas primeras lluvias que se han dejado venir durante la semana pasada, a tal grado, que las inundaciones en diversas colonias y avenidas principales de la ciudad ya le valieron a Poncho I de Morelia, la posibilidad de aprovechar la coyuntura y hacer una Venecia a la michoacana.

Lo contrastante aquí es que mientras el presidente independiente presumió con bombo y platillo que en su administración se efectuarían obras de reencarpetamiento, incluyendo la reposición de redes hidráulicas en cada vialidad intervenida, sus esfuerzos parecen ser insuficientes para evitar encharcamientos e inundaciones en arterias importantes de la ciudad.

Con todo y el optimismo mostrado por Alfonso, en torno a la utópica promesa de conseguir cero inundaciones en Morelia para este año; hoy, los ríos de la ciudad (Chiquito y Grande) se encuentran a un 80 y 85 por ciento de capacidad, respectivamente. A la par, se reconoce que al menos 40 colonias de la capital son inundables, de manera que podría empezar a ser más viable la Venecia a la moreliana.

Papel envuelve a piedra

Y mientras Poncho I de Morelia define la estrategia para su Venecia moreliana, en la Ciudad de México, una noticia cimbró a la población del país, pues la acción revela el grado de descomposición social al que hemos llegado, y me refiero al muy lamentable acontecimiento en que Mireya, una madre de familia que perdió la custodia de sus tres hijos, decidió envenenarlos a ellos, a sus padres y después se suicidó.

El triste acontecimiento ha dejado frío al país, pues Mireya acusaba al exmarido de abusar de los hijos, mientras que éste, denunciaba a la mujer de problemas mentales, y entre esos dimes y diretes, una vez que perdió la custodia de los tres niños, optó por asesinarlos a ellos, a sus padres y posteriormente suicidarse.

Lamentable que existan casos de tal naturaleza, pues lo ponen a uno a llorar la desgracia de la descomposición que, como sociedad, hemos alcanzado, pero bueno, esperemos que la próxima semana que nos leamos, tengamos noticias más agradables, mientras tanto, este tecleador se despide diciendo, “ahí nos leemos el próximo lunes”.

Relacionadas: