Pierde SUEM recursos

Pierde SUEM recursos destinados para pago de ayuda sindical y bono de despensa

En todo 2020 y el primer trimestre de 2021, no actualizó su padrón de socios, tal y como lo solicitó la autoridad universitaria para poder pagar pendientes de 2019

Morelia, Michoacán.-Este 31 de marzo, vence plazo para que el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) pueda realizar los cobros por concepto de “ayuda sindical” y “bono de despensa” del ejercicio 2019.

Al vencer este término, establecido en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo deberá regresar el recurso a las dependencias competentes de la Federación ya que no fue destinado para los pagos pendientes del SUEUM a consecuencia de que este gremio no cumplió con los requerimientos legales.

Tras más de un año en que la Universidad Michoacana solicitara al SUEUM su padrón de socios actualizado y avalada por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), y de que este gremio se negara a transparentar su listado de sindicalizados, este miércoles 31 de marzo y conforme a lo establecido en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, los recursos para pago de “ayuda sindical” y “bono de despensa” del ejercicio 2019 quedaron prácticamente sin posibilidad de ejercerlos y tendrán que ser devueltos a la federación.

La responsabilidad de esta circunstancia que afecta directamente a los trabajadores es responsabilidad directa del Secretario General del SUEUM, Eduardo Tena Flores, quien se negó a responder en sus términos sendos oficios en los que la autoridad universitaria solicitaba, durante todo el 2020 y lo que va de 2021, que para realizar los pagos pendientes del ejercicio 2019, era imprescindible contar con un listado de socios legal y actualizado.

Ingresa a: La seguridad pública constituye el eje rector del Estado: UMSNH

Todo indica que la última oportunidad que tuvo la dirigencia del SUEUM para rescatar esos recursos se desvaneció el pasado 12 de marzo, cuando la dirigencia de este sindicato compareció a una audiencia conciliatoria ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), y donde no se arribó a “ningún acuerdo” con la autoridad universitaria.