Mujer de policía Morelia abusa del poder y roba a chofer de transporte público

Morelia, Michoacán.- La que se vislumbra como la “policía más chingona de México” suma más denuncias de abuso de autoridad, lesiones y robo.  En esta ocasión contra los oficiales de la unidad PM153.
 
A Contramuro llegó la denuncia respecto de la unidad PM153 de la policía Morelia, tripulada por un oficial varón y una mujer.
 
“Comparto esta experiencia, para exhibir a la POLICIA MUNICIPAL DE MORELIA y lo patéticos, corruptos, rateros, deshonestos, violentos, poco profesionales y pocos huevos también, de sus elementos, no generalizo, pero las pocas experiencias que he tenido con ellos han sido deplorables, pero la que hoy tuve, no se compara con nada.
Me golpearon repetidas veces, costillas, piernas, brazos, cabeza, el tobillo lo tengo hecho un desastre al igual que un codo y las muñecas por las esposas, destrozaron mi moto y me ROBARON mi celular y cartera
”, expuso un ciudadano que reservó su identidad.
 
Según el relato, el joven se dirigía a su casa a bordo de su motocicleta entre las 5 y 5:20 horas de este lunes.  Al irse incorporando al libramiento a la altura de las Tijeras, escuchó que la unidad PM153 le pitaba para que se detuviera.
 
Los oficiales, a decir del quejoso, “no traían ninguna luz encendida, códigos, ni nada”, no obstante al tratar de orillarse, los oficiales le aventaron la unidad. 
 
“En cuanto frené, ya me estaba bajando a golpes uno de los 2 elementos, el de tez morena, de 30 años aproximadamente, 1.63 m. más o menos… el otro elemento era una mujer, alrededor de 25 años, tez blanca, 1.60 aprox.”, indica.
 
Pese a ser sometido y esposado, los oficiales continuaron la golpiza, argumentando que no se había detenido al momento de la indicación.
 
En su narración, el joven detalla que la mujer policía fue quien levantó la motocicleta y las partes de la mota que quedaron rotas, pero también, la cartera que se le había caído y que en ningún momento le entregó, al igual que su teléfono celular.

Ingresa a: Mujer de policía Morelia abusa del poder y roba a chofer de transporte público
 
“Al final pude hablar con ellos y decirles que no me podían culpar de nada, ni llevarme a mí o a mi moto a ningún lado porque no estaba cometiendo ningún acto.  Cuando quise tomar mi celular de una base que adapté en el manubrio de la moto, me di cuenta que en 2 segundos mágicamente desapareció, sabía que había sido ella, ya no sabía qué más hacer que le pedí por favor mi propio teléfono, le ofrecí dinero por mi propio teléfono, nunca aceptó que lo tenía y se fueron”, detalló.

Lo + visto