PRI busca sucesor de Fausto Vallejo en Morelia

A 17 meses de que se inicie el proceso electoral intermedio en el estado por el Instituto Electoral de Michoacán (IEM);  en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ya se busca a un cuadro que asuma ser el sucesor de Fausto Vallejo Figueroa para la presidencia municipal de Morelia.

El legado de Fausto Vallejo en la aceptación social de los morelianos fue bastante alto que le permitió ser tres veces presidente municipal por la representación popular. Después como gobernador su imagen y su aceptación se vino abajo por la situación ya de todos conocida  de su hijo Rodrigo Vallejo Mora, y por sus ausencias en el Gobierno de Michoacán, que permitieron nombrar a Salvador Jara como gobernador de Michoacán de 2014 a 2015.

Vallejo Figueroa en las elecciones municipales del 2002 y del 2007 obtuvo holgados triunfos en los que perdió pocas casillas electorales, lo que hablaba de un respaldo social que ningún político en la capital obtenía ante el electorado moreliano.

En la elección del 2007, Vallejo perdió sólo 10 Casillas de más de 600 Casillas puestas en la zona urbana y rural de la capital del estado.

Incluso, Vallejo fue gobernador de Michoacán por los votos que consiguió en Morelia, permitiendo ganar también al PRI la presidencia municipal de Morelia, los cuatro distritos electorales de la capital y haber superado con 52 mil votos a la hermana del entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, Luisa María Calderón Hinojosa, abanderada del PAN.

Ante el escenario del retiro de Fausto, el PRI ya busca sucesor de quién fue una figura emblématica en la capital del estado y que ahora se encuentra en el ocaso de su carrera por el desgaste de la gubernatura del período pasado. El PRI deberá de buscar el relevo de un político que le ayude recuperar la capital del estado.

 

¿Quiénes son los posibles sucesores?.

Según fuentes del PRI, los sucesores de Fausto Vallejo que han destacado por su labor son: Ernesto Núñez Aguilar, a quien Fausto Vallejo ha estado acompañando a giras de trabajo y de entrega de acciones sociales del hoy diputado y coordinador de los legisladores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

También destacan diputados federales como Daniela de los Santos Torres y Marco Polo Aguirre Chávez, respectivamente, quienes son jóvenes del PRI y nuevos cuadros que podrían dar el relevo generacional. Sin embargo, según fuentes allegadas a Vallejo Figueroa, no son muy queridos por el ex gobernador del estado, por haber respaldado las acciones de Alfredo Castillo cuando realizó tareas de comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.

Daniela de los Santos cuenta con el respaldo de la Federación ante cualquier proyecto político a futuro, pero no con quien fue su mentor en la política como fue el expresidente municipal, Fausto Vallejo.

Daniela de los Santos es respaldada por la Federación ante el trabajo que desarrolló como diputada local y por disciplinarse ante el cambio de gobernadores y la llegada de Salvador Jara.

Marco Polo Aguirre Chávez es otro cuadro joven que buscaría la presidencia municipal de Morelia y cuenta con el respaldo del coordinador de los diputados federales del PRI en San Lázaro, César Camacho Quiroz.

Ambos cuadros jóvenes ya fueron diputados locales por votación en los distritos X  de Morelia para Marco Polo Aguirre y en el distrito 17 en Morelia por Daniela de los Santos Torres.

Por otra parte, tampoco se descarta Wilfrido Lázaro Medina, actual diputado local y último alcalde priista en la capital, quien volvería a buscar esta nomenclatura una vez que se instalen los procesos internos en los partidos políticos para el próximo año en 2017. Lázaro Medina cuenta con un equipo político en Morelia con el que gobernó la capital michoacana menos de dos años y medio.

La elección municipal del 2018  será el mismo día cuando se elija a presidente de la República. A lo que el PRI ya analiza los perfiles y sus cuadros para la Presidencia Municipal de Morelia, por lo que  ya comienzan a trabajar en buscar de ser aceptados y respaldados por militantes de sus partidos políticos, pero principalmente ante los morelianos.