Real Madrid se lleva valioso empate ante Barcelona

Real Madrid se lleva valioso empate ante Barcelona

Los merengues arrebatan el empate en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey

España.- Real Madrid pudo igualar en casa del Barcelona (1-1) durante el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey, gracias a un tanto de Lucas Vázquez cuando solo habían transcurrido unos minutos del encuentro.

El tanto de la paridad final lo anotó el brasileño Malcom (59’) cuando la presión arreciaba y Barcelona, con un Messi en el banco, busca de forma ansiosa el 1-1 en su feudo.

Arranque favorable para el Real Madrid en la casa de los blaugrana. Un Vinicius Jr. encendido y un cuadro blanco ordenado, con ofensivas peligrosas cada vez que tocó suelo rival, fueron suficientes para ver incómodo al conjunto local. 

El tanto que abrió el marcador se dio al minuto 6 cuando el escurridizo jugador brasileño lanzó desde la derecha para que Benzema bajara el balón y se la pusiera en el centro a Lucas Vázquez.

El futbolista del Madrid cacheteó la bola para vencer a Ter Stegen. En adelante, los planes cambiaron, viéndose Barcelona impreciso cuando quiso ir al ataque. Pese a ello, pudo haber igualado el encuentro, tras un mano a mano de Malcom conjurado por Keylor Navas y un balón en el palo, gracias a un cabezazo de Gerard Piqué.

La escuadra merengue también tuvo posibilidades de ampliar el marcador con rápidos avances. Vinicius apareció y puso contra las cuerdas en más de una ocasión a Piqué y al francés Clement Lenglet, quienes no se mostraron acertados en los quites de balón.

Para la segunda parte, el dueño de las acciones fue Barcelona con un Messi expectante desde el banco. Pocas fueron las aproximaciones de los visitantes y sí constante la presión del equipo dirigido por Ernesto Valverde.

La igualdad en el tanteador se dio al minuto 59 con el gol que anotó el brasileño Malcom, quien aprovechó un rebote en el área, tras un disparo previo del uruguayo Luis Suárez que se estrelló en el vertical.

Con el 1-1 vinieron los cambios y el ingreso de Lionel Messi para un cuadro blaugrana que rebajó la presión en la salida del Madrid. Los comandados por Solari no tuvieron la misma explosión del primer tiempo, siendo presa fácil del rival. Así y todo, Gareth Bale tuvo en sus pies el segundo, pero no tomó una decisión rápida cuando el arco estaba sin el guardameta Marc-André Ter Stegen.

El partido de vuelta de la semifinal entre Barcelona y Real Madrid se disputará dentro de tres semanas, el 27 de febrero, en el estadio Santiago Bernabéu.