Reducen enfermedades respiratorias en Michoacán: SSM

Reducen enfermedades respiratorias en Michoacán: SSM

Morelia, Michoacán.- Con el objeto de proteger la salud de los habitantes durante esta temporada invernal, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), por instrucciones de su titular, Diana Carpio Ríos, continúa reforzando medidas preventivas y vigilancia epidemiológica para atender y prevenir enfermedades de las vías respiratorias, que este año han disminuido en un 14.5 por ciento en relación al mismo periodo del 2017.

De acuerdo con información proporcionada por el área de Epidemiológica de la dependencia, durante la semana número 46 se tiene un acumulado de 607 mil 141 casos de enfermedades respiratorias en la entidad, contra 710 mil 704 registrados en el mismo periodo, pero del año pasado.

Así también, se tienen otros padecimientos relacionados con las vías respiratorias, como neumonías, con mil 738 casos.

A pesar del decremento del 1.45 por ciento registrado, la SSM inició actividades de promoción y prevención para el cuidado de la salud de la población, exhortándola a que participe con las autoridades, extremando cuidados para su protección, a fin de disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias que suelen incrementarse en esta temporada.

Entre las acciones que se realizan, se brinda orientación y capacitación a la población y personal de salud respecto a las medidas de prevención y control de las infecciones respiratorias agudas, hipotermia, intoxicaciones por monóxido de carbono y gas butano, que pueden presentarse en la temporada invernal.

La rinofaringitis o catarro común son los padecimientos más frecuentes entre las y los michoacanos en esta temporada. Ante ello, la importancia de mantenerse al pendiente de la salud de los niños y adultos mayores, que son los sectores más vulnerables a padecerlas y que, de no ser atendidas a tiempo, pueden derivar en complicaciones serias, de riesgo para su vida.

Es importante que, en caso de enfermar, se acuda a la unidad de salud u hospital más cercano de manera inmediata, además de permanecer alerta ante los signos de alarma que pueden indicar una complicación.

Algunos signos de alarma suelen ser: respiración agitada o dificultad para respirar, hundimiento en el pecho, decaimiento general, pérdida de apetito, fiebre durante más de tres días y ruidos en el pecho. Ante cualquiera de estos síntomas es necesario evitar la automedicación y acudir al médico.

También se deben evitar los cambios bruscos de temperatura, procurar abrigarse al salir a la intemperie, especialmente durante las primeras y las últimas horas del día, evitar que los niños caminen descalzos. Es aconsejable incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, toronjas, mandarinas y guayabas, así como beber abundantes líquidos tibios, como infusiones o caldos.

La SSM recomienda evitar en la medida de lo posible los lugares muy concurridos, así como el saludar de mano, ya que se incrementa el riesgo de contraer una infección. El lavado de manos es importante no sólo para evitar las enfermedades gastrointestinales, sino también las respiratorias. Se sugiere, evitar exponerse innecesariamente a bajas temperaturas.

Si la temperatura corporal de una persona baja drásticamente, tiembla de forma incontrolable, presenta confusión, desorientación, somnolencia o inconsciencia, abríguela de inmediato con ropa seca y mantenga libre su nariz y boca para que respire. Se recomienda ofrecerle bebidas calientes no alcohólicas y llevarla de inmediato a la unidad de salud o llamar a un servicio de urgencia disponible.

Relacionadas: