Rezago y discusiones intrascendentes en LXXIV legislatura

Rezago y discusiones intrascendentes en LXXIV legislatura

Durante los posicionamientos por el inicio del tercer año de labores, los diputados fueron críticos con ellos mismos, el trabajo y las discusiones vans en las que se enfrascan

Morelia, Michoacán.- “Dejemos de perder el tiempo en discusiones de forma, cuando el fondo son las soluciones, las propuestas; el momento histórico, nos exige respuestas”, así lo expuso el diputado Ernesto Núñez Aguilar, en su posicionamiento por el inicio del tercer año de labores de la LXXIV Legislatura de Michoacán.

Y en ese tenor, el resto de los diputados que subieron a tribuna para pronunciar su posicionamiento, coincidieron en que la actual, ha sido una legislatura en la que el rezago de los trabajos legislativos ha sido una característica, al recordar que son más de 500 los asuntos que tienen pendientes en comisiones.

El coordinador de la bancada del Partido Verde Ecologista de México, también hizo un fuerte llamado para que, en cada comisión que integra el Congreso de Michoacán no se demore más la aprobación de iniciativas pendientes que dijo, “son cruciales para el desarrollo del estado” más aún, en medio de la pandemia mundial de Covid-19.

En ese mismo orden de ideas, el diputado Javier Paredes Andrade de la Representación Parlamentaria, destacó que la LXXIV Legislatura tiene la “oportunidad histórica de romper con el famoso ‘tercer año perdido’ de otras legislaturas; al recordar que por temas electorales, el Congreso prácticamente se queda vacío.

“Debemos organizarnos (…) las desigualdades y las violencias que padecemos de mil formas diferentes seguirán creciendo si entregamos a otros toda la responsabilidad de conjurarlas; de todas y todos depende que el presente Tercer Año Legislativo no sea un ejercicio perdido, porque nuestra responsabilidad, además de ser legislativa, es generacional”.

Y en ese tenor la diputada del Partido del Trabajo, Brenda Fraga Gutiérrez, fue crítica con ella y sus compañeros legisladores al reconocer que muchas veces, las discusiones en las que se enfrascan los diputados son vanas e intrascendentes:

“Hemos visto que una de las características de esta legislatura, es que ha estado marcada por la diferencia de proyectos que, su vez, ha marcado a nuestro país. Y el asunto se vuelve de gran importancia cuando se debaten las prioridades en el trabajo legislativo y su relación con las fuerzas políticas y sociales que se desarrollan en el estado. Esta ha sido una de las razones por las cuales, en estos momentos, tenemos debates interminables, denostaciones mutuas y, en algunos casos, una abierta parálisis legislativa”.

Brenda Fraga, refirió que el debate en la LXXIV Legislatura, versa en relación a los intereses de cada diputado, del gobierno con el que simpatizan (federal o estatal) y en cuánto les beneficia de manera personal; de ahí que su llamado fuera a ser un verdadero contrapeso respecto al poder ejecutivo y no ser “comparsas de sus decisiones”.

“Nuestros temas pendientes son muchos, y lo son, porque en esta legislatura, la constante es no meterse en aprietos, hacer avanzar sólo en lo que se tiene interés y dejar de lado aquello que se considera incómodo o volátil. Nos encontramos al borde de la improductividad en muchas de nuestras comisiones, sin un plan o meta que vaya encaminado a superar ese rezago”.

Por su parte, el diputado Humberto González Villagómez, del Grupo Parlamentario del PRD, destacó que es deber de todos los diputados, terminar con el rezago legislativo y entregar a la siguiente Legislatura un Congreso sin deudas de trabajo “refrendemos el compromiso de legislar sin ataduras”.

Importante es recordar que al inicio del segundo año de la labores de la LXXIV Legislatura, el compromiso fue el mismo, terminar con el rezago legislativo que a la fecha no se ha podido frenar. Y uno de los “grandes” pendientes que todavía tienen los diputados, es la elección del titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, que desde diciembre, está acéfala y al parecer, sin acuerdo para designarle un presidente.