Rompe alianza por anticorrupción

Se rompe el bloque opositor formado por PAN-PRD y organizaciones sociales para negociar las leyes anticorrupción, al menos 20 senadores del PAN desconocieron la iniciativa denominada Tres de Tres Plus por ser inconstitucional y violentar las más elementales garantías ciudadanas y los derechos humanos, con disposiciones que se asemejan al modelo estalinista.

Ayer, senadores del PAN circularon una carta que establece que después de un análisis detallado de la propuesta conocida como Tres de Tres Plus determinaron que no pueden respaldarla en sus términos, porque incurre en diferentes violaciones a la Constitución, como pretender que una autoridad administrativa, sin mediar orden judicial solicitada por un agente del Ministerio Público, ordene intervenciones telefónicas por sospechar de corrupción.

Los 38 integrantes del grupo parlamentario se desmarcaron de la negociación que realizan algunos de ellos, entregarán la carta en breve a los presidentes de las comisiones unidas de Anticorrupción, Pablo Escudero; de Justicia, Fernando Yunes, y de Estudios Legislativos, Alejandro Encinas.

Ven como exceso que la disposición de que los parientes hasta la cuarta generación de un servidor público no pueden negociar ningún trato especial en materia de créditos hipotecarios y bancarios, porque su relación familiar los coloca en el supuesto del conflicto de intereses, pues involucra a personas que comparten apellidos, pero no afinidades y muchas veces ni siquiera convivencia.

La propuesta de que absolutamente todas las personas físicas que reciban dinero de un nivel de gobierno deben presentar su declaración fiscal, patrimonial y de intereses, incurre en un exceso, porque eso obligará a todos los beneficiarios de Sedesol y del programa de adulto mayor en la Ciudad de México a hacerlas si quieren mantener el apoyo.

Otra critica en desacuerdo es que existe una disposición de entregar 10% de la riqueza de un supuesto servidor corrupto al informante que lo acuse, porque eso implicará una dinámica “estalinista”, pues cada vecino será el vigilante del otro y si éste se compra un coche, corre el riesgo de ser acusado de corrupto.

La carta de los panistas comenzó a circular la noche del miércoles.

Partidos y ONG fracasaron siete veces seguidas en el Senado en su intento por concretar la reforma secundaria anticorrupción.

  • Los representantes de partidos t la sociedad organizada no pudieron ponerse de acuerdo en la forma de trabajar.
  • Hubo tanta confusión en los acuerdos logrados que se hizo necesaria la presencia de los coordinadores parlamentarios: Emilio Gamboa Patrón, del PRI; Fernando Herrera, del PAN; Luis Miguel Barbosa, del PRD y Carlos Puente, del Verde, quienes pactaron para poder lograr avances.
  • Un grupo de secretarios técnicos trabajó con senadores del PAN; ahí la representante de las organizaciones sociales, Lourdes Morales, aclaró que no correspondía a la verdad que ellos estaban de acuerdo en todos los términos de los agregados que le hicieron el PAN y el PRD a su Tres de Tres.
  • En la tercera mesa, Armando Ríos Piter, del PRD, indicó que el acuerdo de la Junta de Coordinación Política era que no se tomara en cuenta el documento de trabajo de las comisiones unidas, lo cual fue desmentido por el presidente de la Comisión de Justicia, Fernando Yunes.
  • En otro diferendo, el PRD insistió en que el documento base debía ser la Tres de Tres, pero el panista Juan Carlos Romero Hicks aseguró que no era cierto que había un documento base.