Se combate transmisión de VIH a bebés

La Fundación Nacional de Mujeres por la Salud Comunitaria lleva a cabo un programa piloto en Chiapas y Veracruz donde han logrado evitar la transmisión maternoinfantil del VIH proporcionando apoyo económico y emocional; además de asistencia social a las mujeres con VIH.

De acuerdo con un artículo publicado en la página del periódico Reforma, México es el único País de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que no alcanzó la meta mundial de eliminar los nuevos casos de VIH en recién nacidos en el año 2015 contemplada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

El programa ha aumentado a más del 95 por ciento el porcentaje de madres y bebés que reciben medicamentos antirretrovirales durante el embarazo y después de éste para prevenir la transmisión materno infantil del VIH.

Por otro lado, todos los bebés son alimentados exclusivamente con sucedáneos de la leche materna (fórmula).

En el proyecto están inscritas 96 mujeres con diagnóstico confirmado de VIH. Hasta el momento han nacido 93 bebés y en todos los casos las pruebas de laboratorio (PCR y anticuerpos) han salido negativas para VIH, es decir, se ha evitado la transmisión del virus.

Además, los beneficios no sólo son para los bebés; en las mujeres también se ha reducido el número de copias del VIH en la sangre a un nivel indetectable.

La estrategia es financiada por el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y Sida y asesorada por el Ministerio de Salud de Cuba, único país del mundo que ha sido certificado por la Organización Mundial de la Salud, por haber eliminado la transmisión materno-infantil del VIH.

De acuerdo con cifras de la OMS, en ausencia de cualquier intervención las tasas de transmisión maternoinfantil del VIH van de 15 a 45 por ciento, pero las intervenciones eficaces permiten reducir esas cifras a niveles inferiores a 5 por ciento.

Las intervenciones prioritarias que deben emprender los servicios de salud materna, neonatal e infantil para evitar la transmisión maternoinfantil del VIH, de acuerdo con la OMS, son:

-Prevención principal del VIH entre las mujeres en edad fértil dentro de los servicios relacionados con la salud reproductiva.

-Asesoramiento adecuado y apoyo a las mujeres que viven con VIH para que puedan tomar una decisión consciente sobre su futura vida reproductiva, con especial atención en la prevención de embarazos no deseados.

-Garantizar la prueba del VIH para todas las mujeres embarazadas y el acceso a los medicamentos antirretrovirales para las mujeres embarazadas que viven con VIH