Michoacán, tierra de campeones