Ser un meme se volvió mi pesadilla

Ser un meme se volvió mi pesadilla

Una joven de Brasil buscará un proceso legal sobre su imagen que se volvió un meme

Brasil.-La joven brasileña Fabiana Snatoro señaló que se convirtió en un meme, pero en la actualidad se ha vuelto una pesadilla.

De acuerdo con información expuesta por la BBC News, cuando Fabiana Santoro tenía cerca de 10 años de edad posó para una fotografía durante un viaje que realizó con su familia a Disneyland en Estados Unidos.

La imagen se tomó en el año 2010 y en ella la niña aparece con una copa de champán en la mano, pero fue en el 2015 que la joven decidió publicar su imagen en las redes sociales, sin saber el efecto que esto tendría.

La imagen se convirtió en un meme y se hizo viral en varias redes sociales como Twitter.

Fabiana al descubrir el uso que se le da a su imagen, lo consideró como algo divertido , algunos desagradables sobre su apariencia pero los a ignorado.

En entrevista con la BBC, la joven explicó que «convertirse en un meme no me hizo daño porque no me ridiculizaron por eso».

Sin embargo cuatro años después, ahora ya con 19 años de edad, Fabiana indicó que el ser un meme se ha vuelto una situación preocupante.

A cuatro años de la publicación de la imagen, la joven descubrió que su imagen es utilizada en tiendas de Estados Unidos que la usan en camisetas con la fotografía para su venta.

Es un acto ilegal bajo el Código Civil de Brasil, el utilizar la imagen de una persona sin permiso.

Por ello la joven se ha molestado por el hecho de que han sacado provecho de su imagen, como tampoco la frase con la que acompañan su fotografía, ya que señala que la copa lleva «stupid bitch juice».

Por lo que decidió demandar a las empresas que han comercializado con su imagen.

Te podría interesar: Memes en peligro de extinción

Fabiana Santoro indicó que no le importó que la gente usara su imagen como un meme, pero si que sea utilizado para ganar dinero con ella.

La sorpresa de la joven es que son empresas tanto de Brasil como de Estados Unidos las que detectó venden playeras con su imagen.

Por ello decidió defender sus derechos lo antes posible.

Hasta el momento son cinco las tiendas identificadas por la joven que han usado su imagen, las cuales son de Estados Unidos, mientras que de Brasil solo una, la cual retiró el producto y se disculpó por la acción.

Mientras que ha iniciado los procedimientos para demandar a las empresas estadounidenses.

Además, señaló que de su meme, hará sus propias camisetas para venderlas y parte de su ganancia será para actos altruistas.