Keira Arriaga Vega

Todo en la vida pasa

Blanca como la nieve,

mirada que acecha a su oponente.

Entre los rincones se esconde de las amenazas,

Por más que lo intenta,

no se arriesga por miedo al fracaso absoluto;

Ve la oportunidad y no desaprovecha,

caza a su presa.

Un ser se transforma, un vacío lo acompaña.

Observa el atardecer, viendo cómo todo se va de su alcance.

Silencio mutuo, obscuridad por todos lados.

Una pequeña brisa pasando sin sentirse a su lado.

Una sed de venganza se apodera de ese ser.

Una línea los separa, una ventana.

Años pasan y nada cambia, Dolor es lo que se refleja.

Sin cambios…

sólo se queda.

Ingresa a: Cristal