Urge plan nacional de adaptación al cambio climático, afirma senadora Silvia Garza

La presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático, Silvia Garza Galván, hizo un llamado a articular planes de acción y políticas públicas para la adaptación al cambio climático, que incluyan la participación coordinada de la sociedad y gobierno.

 

Al inaugurar el Primer Foro Nacional de Adaptación al Cambio Climático, la senadora del Grupo Parlamentario del PAN subrayó la necesidad de tomar medidas de adaptación ante el riesgo inminente que representa el cambio climático, que requiere involucrar a tomadores de decisiones, afectados, al sector privado y a la sociedad civil.

 

Garza Galván advirtió que de no reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, las consecuencias serán cada vez peores y provocarán problemas sociales, de salud y económicos: tan sólo del año 2000 a 2012 los daños causados por lluvias, sequías y huracanes ascienden a 284 mil millones de pesos.

 

No obstante, dijo, la mitigación es sólo la mitad de las acciones requeridas, “la otra mitad es planear para enfrentar los impactos que ahora son inevitables”, por lo que se requerirá concentrar esfuerzos en una eficaz planeación nacional, estatal y local.

 

A su vez, Katyna Argueta, directora de País del Programa de Nacionales Unidas para el Desarrollo (PNUD), manifestó que la mayor exposición a las sequías, inundaciones y fenómenos naturales está minando las oportunidades y profundizando las desigualdades en el mundo.

 

Dijo que la evidencia científica indica que, de continuar en esta dirección, se presentará una la reversión de los niveles de desarrollo humano alcanzados y a la desaceleración de las iniciativas internacionales de reducción de la pobreza.

 

El subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rodolfo Lacy Tamayo, consideró que se requiere mayor presupuesto para la adaptación y protección a la gente y a los ecosistemas, para evitar gastar en la reconstrucción de lo dañado.

 

Para ello, dijo, México requiere sistemas de alerta temprana para advertir sobre la presencia de desastres naturales. “Necesitamos minimizar nuestros riesgos y daños actuales y futuros, identificar nuestras vulnerabilidades y capacidades de adaptación, establecer mecanismos de atención inmediata y garantizar la seguridad alimentaria”.

 

Resaltó la importancia de reducir la vulnerabilidad en la infraestructura básica y estrategia y conservar y usar de forma sustentable los ecosistemas para mantener los servicios ambientales que brindan. Básicamente, en México se busca proteger a la población, a la infraestructura productiva y a los ecosistemas.

 

María Amparo Martínez, directora general del Instituto Nacional de Economía y Cambio Climático (Inecc), señaló que se requieren acciones concretas, nuevas inversiones y alianzas a nivel territorial, así como marcos y normas para las instituciones del ramo que permitan gestionar medidas de adaptación y mitigación.

 

El foro contó con la participación de Avelina Ruiz, secretaria técnica de Efecto Verde; Eugenio Barrios, director de Política y Desarrollo del Fondo Mundial para la Naturaleza; Rudolf Huber, encargado de Cooperación Económica y Desarrollo de la Embajada de Alemania, y Eugenio Barrios, director de Política y Desarrollo del Fondo Mundial para la Naturaleza.