Votación de Muro evidencía fractura entre Adriana Hernández y diputados priistas

Pese a estar impedida Consuelo Muro como magistrada al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado; Adriana Hernández Íñiguez, coordinadora de los diputados locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se mantuvo en imponer a la ex secretaria de la Mujer y con ello evidenció la fractura que no ha sanado con sus diputados locales del Revolucionario Institucional.

Ante los argumentos de algunos diputados del PRI y del PRD que siendo Muro  Urista, delegada federal de CONAFE, y que eso la impedía para ser magistrada, por lo menos cinco diputados locales del PRI dieron la espalda a su coordinadora en votar a favor de su correligionaria para este cargo de impartición de justicia.

Cinco votos en blanco que no apoyaban a nadie fueron depositados de la bancada del PRI al no estar convencidos de la propuesta de Adriana Hernández dentro del TJAM y quien fue inicialmente impulsada por la diputada de Lázado Cárdenas, Eloísa Berber.

Consuelo Muro refirió que no estaba imposibilitada porque al ser delegada federal de CONAFE en Guanajuato no necesariamente es una dependencia del sector central del gobierno federal y dijo que no había falta grave para su llegada a este órgano jurisdiccional.

Durante la votación, los diputados locales del PRI que votaron en blanco fueron Mario Armando Mendoza Guzmán y Xóchilt Gabriela Ruiz González. Lo que deja en claro que la coordinadora, cercana a Jesús Reyna y ahora muy apoyada por Víctor Silva, podría ser débil al tratar de manejar su bancada o le falta experiencia.

Otros diputados de otros grupos parlamentarios le dieron cuatro votos a Alejandro Bribiesca Gil. Al final, los grupos parlamentarios del PRD y del PAN compusieron la plana a Adriana Hernández quien no ha podido sanar diferencias con su grupo parlamentario en la 73 Legislatura.