Zonas Económicas Especiales

El pasado 31 de mayo de 2016, se promulgo la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales en el puerto de Lázaro Cárdenas Michoacán, donde se dio el banderazo de arranque de un proyecto de desarrollo regional con el potencial de convertirse en uno de los motores de inversión de más proyección para México en los próximos años. Existen precedentes que permiten augurar el éxito si hacemos las cosas bien.

Desde el puerto Lázaro Cárdenas de Michoacán, el Presidente de la República Enrique Peña Nieto,  puntualizó que las Zonas Económicas Especiales (ZEE),  son áreas geográficas en las que se establecerán condiciones estructurales para incentivar empleos y servicios de calidad en educación, salud y entretenimiento para atraer inversiones que impulsen el desarrollo económico equilibrado y sostenido de la nación. La normativa fue aprobada por el Congreso de la Unión el pasado 27 de abril y en un primer paso se instalará la Zona del Corredor Industrial Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, que conectará al Océano Pacífico con el Golfo de México.

Para este año, el Presupuesto de Egresos de la Federación incluye 3 mil 120 millones de pesos para financiar las necesidades de infraestructura de corto plazo, aunque el ajuste preventivo dispuesto por el gobierno federal incluyó un recorte de 19 millones de pesos para quedar en un total de 3 mil 101 millones de pesos.

Las Zonas Económicas Especiales significan sembrar hoy para cosechar mañana, hoy estamos sembrando una semilla de esperanza para las familias del sur del país.

Dos de cada tres personas en condición de pobreza extrema, habitan en los 10 estados del sur-sureste del país, Para ello se requiere de un esfuerzo extraordinario, que articule acciones de los distintos órdenes de gobierno, lo mimo que de los sectores privados y social.

Las reformas estructurales han permitido que México cuente con una plataforma más sólida para impulsar su desarrollo. Sin embargo, para que esta fortaleza pueda ser aprovechada plenamente en las regiones más rezagadas del país, se requieren esfuerzos adicionales.

Hago votos, para que las Zonas Económicas Especiales lleguen a tener una  derrama económica en cada una de las entidades federativas, pero en especial  en Michoacán, porque tristemente esta zona de Michoacán estaba muy abandonada por las administraciones pasadas, hoy más que nunca se busca que cada una de las familias michoacanas tengan mejores ingresos, mejores oportunidades, para que así puedan tener una mejor calidad de vida y que nunca jamás se vuelvan a preocupar por el bienestar de sus familia, y que ahora si podamos decir de que a Michoacán le va ir mejor.

Facebook: Balderas Villicaña.

Twitter:@MauBalderasV

Periscope: mauriciobalderasvillicaña

Instagram: Balderas Villicana