Abusos sexuales no son problema de la iglesia: arzobispo

Abusos sexuales no son problema de la iglesia: arzobispo

Morelia, Michoacán.- “En la Iglesia Católica hay cero tolerancia en temas de abuso sexual, lo ha dicho el Papa; y en cuanto surge algún sacerdote o alguien de la iglesia que haya delinquido en el tema del abuso de menores, se trata con la debida drasticidad para ser entregado a las autoridades”, expuso el arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias Merlos.

“Pero este no es un tema de la Iglesia Católica, lo que presento es un tema de la sociedad, el abuso no es dentro de la iglesia, es un tema de la humanidad; lo vemos dentro de las familias, en las escuelas. Es un tema de educación sexual y es un tema donde la iglesia busca poner su aportación y medidas de justicia cuando se cometen asuntos, pero no es un problema de la iglesia, no es que la iglesia falle”, justificó.

En ese tenor, el sacerdote argumentó que como todos los seres humanos, la iglesia debe también educarse y ser respetuosos (los sacerdotes) de la dignidad humana y valorar como lo ha indicado el Papa Francisco, que la sexualidad es un don, lo que lleva a tener que educar desde pequeños para ejercerlo y vivir a plenitud la sexualidad.

Al respecto, señaló que las maneras de educar en la sexualidad dentro de las instituciones académicas podría no ser la indicada, pues enseñan a conocer y entender las partes del cuerpo, pero no “enseñan a amar”. Y al hacer referencia, Carlos Garfias, insistió en que la sexualidad es un don de Dios que da identidad al ser humano.

“Esta sexualidad conlleva en sí mismo la genitalidad y hay que educarla para no dejarla desbordar y que sea solo un impulso, sino una expresión de amor y brote de decisión propia de la persona. Y entender el concepto fundamental. Muchas veces consideramos la sexualidad como algo negativo, la complacencia del ser humano, algo que se tiene que soportar y no es así”, dijo.

Finalmente, hizo un llamado para que haya dentro de cada familia una educación sexual adecuada, que se complemente con los conocimientos que brindan en las escuelas y la propia iglesia ponga lo necesario y aporte para que haya educación al respecto y con ello, se puedan bajar los índices de abuso y explotación sexual.

Te podría interesar:Alarmante el aumento de trata de personas