Alertan riesgos por compartir información en videojuegos

Alertan riesgos por compartir información en videojuegos

Alertan riesgos por compartir información en videojuegos, por ello la SSC emitió recomendaciones para padres de familia

Ciudad de México.-Alertan riesgos por compartir información a través de videojuegos online, por lo que la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudad (SSC) emitió recomendaciones.

La dependencia indicó que a raíz de reportes por parte de la población, elementos de la policía cibernética de la SSC detectaron que usuarios utilizan videojuegos online para interactuar con otros, como también el ofrecer beneficios a cambio de información personal o bien fotografías íntimas.

Los oficiales detectaron que este tipo de conductas se llevan a cabo entre jóvenes y principalmente por menores de edad y en los juegos están “Free Fire”, “Call of Duty”, “PUBG” y “Fornite”, entre otros; que tiene como principal característica que se puede interactuar con distintos participantes mediante mensajes o conversaciones de voz.

Ingresa a: Amazon entra a la oferta de videojuegos en streaming

Por ello, la SSC sostuvo que dicha interacción es aprovechada por cibercriminales quienes usan dichos canales para a cambio de material personal o fotografías íntimas o sexuales dar beneficios en los juegos, como son premios, recompensas, armas etc.

De igual forma indicó que dichos actos se producen ya que los jugadores manejan perfiles anónimos o bien usan nicknames o llenan formularios con información falsa.

Por ello alertan riesgos por compartir información en videojuegos, por lo que piden a padres de familia tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

Los padres y madres de familia deben prestar atención sobre las apps y videojuegos que utilizan sus hijos, de acuerdo a la edad.

Revisar constantemente las interacciones que tienen con otros usuarios, principalmente en el caso de los menores de edad.

Reportar a los usuarios que infrinjan las políticas de uso a través de las herramientas que hay en los chats de audio y texto.

Monitorear las publicaciones y actividades que tienen los menores o jóvenes con otros usuarios también en redes sociales y foros de conversación.

Supervisar las conversaciones que se realizan a través de las aplicaciones de mensajería instantánea.

Establecer un horario para que las y los menores usen el dispositivo móvil, computadoras, tabletas electrónicas y demás dispositivos donde estén descargadas las aplicaciones.