Caso Robles: cerco a Peña o pacto de impunidad

Arsenal

¿Desahuciado a los 27 años?

06 de Mayo de 2016

La ceremonia del 27 aniversario del PRD lució desairada. Miguel Ángel Mancerano se apareció a pesar de que, nos dicen los propios perredistas, patrocinó el evento. Tampoco, se pararon por el World Trade Center ni Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, ni Graco Ramírez, de Morelos. Los que sí llegaron fueron Gabino Cué, Oaxaca, y Arturo Núñez, Tabasco.

Otra ausencia notoria fue la del profesor René Bejarano, el Señor de las Ligas, cabeza de la corriente Izquierda Democrática Nacional. Sí estaba su esposa, la senadora Dolores Padierna.

Ninguno de los cinco jefes de Gobierno que ha tenido el PRD acompañaba el evento.

Todos se han alejado del partido por motivos similares: la dictadura de las corrientes.

Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, los dos caudillos fuertes, sólo aparecían en las fotos colgadas en una mampara-memoria.  De Rosario Robles, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard ni sus luces.

  • Agustín Basave, actual dirigente del partido, nos explicó parte de las ausencias. “Mancera me habló anoche para decirme que por un lineamiento del INE no podría asistir.  Graco tuvo una “crisis de sindicato” (entre) la CTM y la empresa Bridgestone. Me dijo que ya estaba resuelto, pero que tuvo que tomarlo directo”.

No sabe los motivos de René Bejarano. De Silvano no comentó nada.  “Pero que no jodan. Fue Miguel Barbosa, que no suele ir a actos del partido, Neri, Jesús Zambrano y muchos más…Y ojo: a invitación mía asistieron Roger Bartra yDenise Dresser”, puntualizó  el dirigente perredista.

  • En estos 27 años, el PRD ha caminado al filo de la navaja. Ha estado al borde de la ruptura en múltiples ocasiones pero, también, ha tenido momentos estelares, como la conquista, en 1997, de la jefatura de Gobierno del otrora DF, que no ha perdido desde entonces.

En el 2006 estuvo a punto de conquistar la presidencia de la República. Su candidato, Andrés Manuel López Obrador, la perdió por centésimas ante el panista Felipe Calderón según el conteo oficial. No son pocos los que piensan que se la robaron. De entonces para acá, ha habido una hemorragia de figuras y de militantes desilusionados.

Es cierto que gobiernan en cinco entidades, pero han perdido posiciones.  Su holgada hegemonía en la Ciudad de México y el control de la ALDF son cosa del pasado. Morena es hoy el partido que más diputados locales tiene en la capital. No son pocos los que afirman que el PRD está desahuciado a los 27 años. Muy joven para desaparecer.

En su discurso, Basave se refirió a los certificados de defunción que le han extendido al partido del sol azteca:

“Los profetas del desahucio han anunciado su inminente deceso varias veces. No han faltado forenses de la política que le han practicado la autopsia en vida. Y aquí está, con todos sus signos vitales presentes. Aquí estamos acompañados por la adversidad —vieja amiga nuestra—, pero arropados por cuatro millones y medio de mexicanos para los que el sol azteca sigue saliendo”.

  • Se les pararon los pelos a las mujeres que integran organizaciones que luchan por la equidad de género con las declaraciones de Ricardo Anaya, presidente del CEN del PAN, en el sentido de que su partido propondrá que se incluya en la Constitución de la Ciudad de México “el derecho a la vida desde la concepción”.

En otras palabras: que se prohíba el aborto.

La expriista Rosario Guerra, integrante de la organización Mujeres en Lucha contra la Violencia, nos llamó para lanzar la voz de alerta. “La Santa Inquisición, aliada con el PAN, quiere  criminalizar a las mujeres.  Trata de revertir derechos adquiridos como el matrimonio entre gays  y la  interrupción voluntaria del embarazo”, nos dijo.

La activista recordó el artículo cuarto de la Constitución que consagra como derechos adquiridos la interrupción voluntaria del embarazo, así como el matrimonio entre personas del mismo sexo.  “La Suprema Corte ya se pronunció en ese sentido”, dijo Guerra. Si se restablece la prohibición del  aborto, las organizaciones de mujeres impulsarían una controversia constitucional en la SCJN.

  • El mal chiste se convirtió en inquietante realidad. Donald Trump tiene la vía libre para convertirse en el candidato republicano a la presidencia de EU. Le queda un obstáculo para llegar a la Casa Blanca. Se llama Hillary Clinton.

El magnate inmobiliario hizo del discurso antiinmigrante el eje de su campaña. Tuvo éxito. Los números fueron apabullantes. Uno a uno sus adversarios internos se fueron retirando, hasta dejarlo como aspirante único.

Fue, particularmente, agresivo con los mexicanos. Los llamó violadores, traficantes, bandidos. Prometió construir una barda en la frontera, pagada por México, congelar las remesas y eliminar el TLC, al que calificó como “el peor pacto comercial” para su país. Trump va a moderar su discurso. De hecho ya lo hace. Va por un electorado más amplio.

Pero así como sacó a flote el racismo y la xenofobia de muchos blancos que lo aplauden, también, acumuló críticos. Los famosos The Rolling Stones ya le pidieron que no utilice sus canciones en los actos de campaña.

El gobierno ya renovó su personal diplomático frente al fenómeno Trump. Cambió embajador, cónsules y subsecretario. Puso perfiles más adecuados. No es suficiente. Hay que  tomar otras medidas preventivas. Ya vimos, todo puede suceder el 8 de noviembre, día de las elecciones.

Hay que prepararse para un eventual triunfo de este hombrecito que, él sí, es un peligro para México.