Candidatos que pedían dinero al crimen, lo pagaron muy caro: Silvano

Morelia, Michoacán.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo reiteró que no permitirá que la delincuencia organizada tome el mando de las instituciones, pues recordó que en elecciones pasadas, candidatos que posteriormente arribaron a la función pública, pidieron dinero al crimen organizado y éstos les cobraron el favor “muy caro”.

Foto: Cortesía

Durante su discurso en la entrega de 2 mil 314 uniformes a policías de 102 municipios michoacanos durante el programa de Fortalecimiento de las Instituciones de Seguridad Pública Municipales, Aureoles Conejo expresó que “autoridades que siendo candidatos aceptaron que les dieran dinero los delincuentes para tener más condiciones de competir, o que les quitaran contendientes de enfrente, que pasó que después vinieron a cobrar el favor y muy caro, y se acostumbraron a cobrarlo así, pero esa historia debemos de sepultarla para siempre y no permitir nunca más que nuestro municipio, que nuestro estado, que nuestras instituciones vuelvan a caer en manos de los delincuentes”.

El mandatario estatal rememoro que el crimen organizado emitía todos los permisos que eran facultad de las autoridades municipales, además de apoderarse de las instituciones encargadas de la seguridad pública.

“Uno llegaba a una presidencia municipal -espero que eso no esté pasando ahora compañeros presidentes-, a pedir un permiso y te decían, es que eso aquí no es, eso lo tienes que ver allá con el señor quien sabe quién porque eran los que daban los permisos de los bailes, de las ferias, de todo, hasta cuánto cobraba un bolero o cuanto valía el precio de la tortilla, esa historia no debe de regresar nunca porque el costo después es muy alto, nadie te da nada gratis que no te lo hayas ganado de manera honrada, de manera decente, si alguien te da una lana, te la va a cobrar y todos cometemos el pecado, incluyendo, presidentes municipales”, dijo.

Asimismo, mencionó la relevancia de mejorar las condiciones económicas de los elementos de seguridad, pues mencionó que el crimen organizado se infiltro, a través de pagos a los efectivos que les permitieran laborar para ellos.

“Los que traen dinero, que con frecuencia son delincuentes que pues se dedican a actividades ilícitas, robo de vehículos, robo de combustible, secuestro, venta de drogas. Pues ellos si traen dinero. Si saben que un policía municipal gana 2 mil 500 a la quincena, pues ellos se los pueden dar a la semana, o más, porque el negocio ilícito les deja muchas ganancias y en el pasado fue una de las principales debilidades para que la delincuencia se apoderara de los mandos de las policías municipales y luego penetrara todos los cuerpos de seguridad, a dónde nos llevó eso, a un estado de ingobernabilidad, casi casi a una guerra civil en algunas regiones del estado y a una vulnerabilidad de las instituciones públicas, todas, porque al rato los delincuentes no solo querían la Dirección de Seguridad Pública, sino también querían la tesorería, y también querían obras públicas y también querían gobernar, bueno no solo querían, lo lograron”, expresó.