Narro para presidente… del PRI

Compromiso reiterado: “A Palacio Nacional o a La Chingada…”

En el video sobre su vida que le produjo el buen Epigmenio Ibarra a Andrés Manuel López Obrador, de 64 años, confirmó que no tiene intenciones de ser candidato perpetuo. “A Palacio Nacional o a la Chingada…”, dice al comienzo de la grabación, en una escena en la que aparece en el Zócalo, con Palacio Nacional a sus espaldas. El video fue presentado a delegados e invitados que asistieron al IV Congreso Nacional de Morena, celebrado ayer en el Auditorio Nacional. Fue convocado para presentar el Proyecto de Nación 2018-2024 de ese partido.

La euforia después de escuchar las palabras de su líder no se hizo esperar. “¡Presidente! ¡Presidente! ¡Presidente!” coreaban los delegados que abarrotaron el emblemático recinto.

  • No salimos defraudados. Hubo nota. El Peje adelantó que el 14 de diciembre presentará lo que sería su gabinete, en caso de triunfo en el 2018. Estricta paridad de género: ocho hombres y ocho mujeres. Subimos el anuncio a Twitter. Tuvimos unas reacciones buenas y otras rasposas. Una de ellas fue la de Macario Schettino: “Con edad promedio de 75, seguro…”.

El  tuit de Schettino fue replicado varias veces.

Otro anuncio: Ricardo Monreal, quien coqueteó con el rompimiento luego de su exclusión como precandidato a jefe de Gobierno, se queda en Morena. “El no ve en qué lugar está mejor, sino dónde es más útil”, dijo Andrés. El delegado en la Cuauhtémoc, sin embargo, no asistió al Congreso. Suponemos que por prudencia. Por la tarde sacó un comunicado en el que anuncia que acompañará a Andrés Manuel en el 2018.

“Es el hombre con más autoridad moral para dirigir este país”, aseguró el zacatecano.

Monreal sabe que a algunos gustará y a otros incomodará su decisión. “Pero lo más importante siempre es mantener los ideales y los principios, más allá de los cargos y, sobre todo, saber dónde puedes servir para lograr un cambio verdadero”, puntualizó.

  • Fue un evento largo, sin tensión. Apenas una manta con la denuncia: “En Quintana Roo la dirigencia está vendiendo Morena al PRI”, y otra protesta ordenada sobre Querétaro. Pero nada más.

Salimos casi a las 3 de la tarde. Lo que escuchamos no nos defraudó ni nos asustó. Vimos a un López Obrador más sereno, incluyente, político. “He aprendido a atemperar mi pasión”, admitió el tabasqueño en su discurso. En tribuna.

El tabasqueño se aplicó para conjurar el fantasma de populista que acompaña las críticas de sus adversarios.

“No nos inspiramos en Maduro ni en Trump, sino en HidalgoMorelosJuárezVillaZapataMadero y Lázaro Cárdenas”, reviró. ¿Cómo va a gobernar? preguntó Esteban Moctezuma, coordinador del proyecto de desarrollo social.

“Como ya lo hizo en la Ciudad de México”, respondió el propio exsecretario de Gobernación en tiempos de Ernesto Zedillo. Y vino la gran ovación.

  • Ya que estamos: El aplausómetro de las personalidades se lo llevaron, por orden de intensidad, el padre Solalinde, la escritora Elena Poniatowska y la futura candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Por allí andaba el perredista Sotelo, a quien querían expulsar del amarillo por respaldar a López Obrador. También, Alejandro Encinas y Porfirio Muñoz Ledo.

No podía faltar el controvertido aliado: Alberto Anaya, presidente del PT. El hombre no vive su mejor momento.

La esposa de Anaya y otros dirigentes de su partido están involucrados en desvío de recursos destinados a Centros de Desarrollo Infantil. ¿El monto? 100 millones de pesos.

Andrés ha asumido su defensa, sin mayor averiguación.

Al que de plano no vimos fue a Pablo Gómez, otro de los que estaban amenazados con la expulsión del PRD por sus simpatías con Andrés.

  • Cuando Martí Batres nombró a los representantes diplomáticos presentes, sin mencionarlos por su nombre, el aplausómetro se lo llevó el de Cuba. También, asistieron de EU, Cuba, Bolivia, Salvador, Sudáfrica y Australia.
  • Punto central del programa es el combate a la Corrupción. “No vamos a disminuirla, la vamos a eliminar”, aseguró el presidente de Morena.

El tabasqueño llama escépticos a los que cuestionan la idea que de la erradicación de ese fenómeno y del ejercicio de un gobierno honesto y austero puedan obtenerse suficientes recursos para financiar los proyectos de desarrollo.

Aquí sí me apunto entre los escépticos.

El cálculo de los morenos es que nos vamos a ahorrar 400 mil millones de pesos si borramos la corrupción.

“En lo que concierne a los ingresos públicos, es imprescindible llevar a cabo una verdadera Reforma Fiscal orientada hacia una revisión y reasignación profunda del gasto público, y no a elevar impuestos o crear nuevos, como hacen las autoridades hacendarias”, dijo Abel M. Hibert, al presentar el plan de desarrollo de Morena.

  • Otro punto de controversia es el Nuevo Aeropuerto Internacional de México. En la presentación del Programa se tocó someramente el tema, pero en el video de Epigmenio IbarraAndrés reiteró su postura de que va a detener la obra y va a presentar su propuesta alternativa.

La prudencia se impuso al hablar de la Reforma Energética. En la síntesis del Programa que repartieron a los asistentes se concentraron en el debate sobre qué es más barato, producir la gasolina en México o importarla.

“Es más barato producirla que importarla”, concluyeron.

Pero nada sobre dar marcha atrás a la privatización o hacer un referéndum sobre la renacionalización de los hidrocarburos, como escribió Andrés en su libro 2018, la salida.

Adelanta también que venderá toda la flota de aviones y helicópteros del gobierno, incluyendo el presidencial “que no tiene ni Donald Trump”. Eliminará, también, las millonarias pensiones de los expresidentes “que no tiene ni Obama”.

Relacionadas: